AP
21 de diciembre de 2017 / 08:41 p.m.

SAN DIEGO.- Fue una escena conmovedora: un estadounidense al que le fue prohibido ingresar a México se casó con su prometida durante los breves momentos en que se abrió la barrera fronteriza entre ambos países.

Ahora, un periódico afirma que el novio es un narcotraficante convicto y los agentes fronterizos están furiosos de que haya aprobado una revisión federal de antecedentes y se le autorizara participar en el evento “Puerta de esperanza” del mes pasado en el cruce de San Diego.

Brian Houston, de San Diego, fue sorprendido en un retén fronterizo en febrero con unos 59 kilos de heroína, metanfetaminas y cocaína ocultos en su automóvil, reportó el San Diego Union-Tribune.

Se declaró culpable de tráfico de drogas y aguarda su sentencia.

La Patrulla Fronteriza dice que Houston aprobó una revisión interna. Un representante sindical de los agentes dice que se sienten engañados.



dezr