21 de octubre de 2014 / 02:39 a.m.

Gary, Indiana. — Las autoridades hallaron los cadáveres de siete mujeres en el noroeste de Indiana después que un hombre confesó haber matado a una mujer que fue encontrada estrangulada en un motel.

La policía dijo el lunes que los homicidios podrían ser obra de un asesino en serie y que el sospechoso les dijo que ha cometido crímenes desde hace 20 años.

El jefe de policía de Hammond, John Doughty, informó en rueda de prensa que el sospechoso es Darren Vann, de 43 años y residente de la cercana ciudad de Gary, Indiana, quien fue condenado por un delito sexual en Texas en 2009.

Su confesión de la muerte de una mujer en Indiana llevó a la policía al descubrimiento espeluznante de otros seis cuerpos, tres de ellos en varias casas de la misma cuadra, dijeron las autoridades.

Doughty informó que los asesinatos en Gary parecen haber ocurrido hace poco, aunque el propio Vann indicó que podría haber víctimas anteriores. El jefe de policía dijo que sus hombres ya no están buscando más cuerpos y que no hay indicios de que haya habido asesinatos en otro estado. Dijo que Vann está cooperando con los investigadores, con la esperanza de llegar a un acuerdo con los fiscales.

Los crímenes "podrían datar de un máximo de 20 años, sobre la base de algunas declaraciones que tenemos, pero eso tiene que ser corroborado todavía", dijo Doughty.

La oficina del forense del condado de Lake identificó a Afrika Hardy, de 19 años de edad, como la víctima encontrada en un cuarto de la cadena Motel 6 en la vecina ciudad de Hammond. Dictaminó que fue estrangulada.

Doughty dijo que la mujer ejercía la prostitución y que había acordado reunirse con Vann en el motel a través de una página web del área de Chicago. Alguien que intentó comunicarse con Hardy sin lograrlo se puso en contacto con la policía, a la que "se le proporcionaron mensajes de texto sospechosos que se cree que fueron hechos por el sospechoso cuando aún estaba dentro de la habitación del motel".

El descubrimiento de los cadáveres comenzó después que Vann supuestamente confesó haber matado a Hardy. Entonces dijo a los investigadores que podrían hallar más cuerpos en casas abandonadas en Gary, una decadente ciudad acerera a unos 50 kilómetros (30 millas) al sureste de Chicago, dijo la policía.

Una segunda víctima fue identificada por sus familiares como Anith Jones, de 35 años, residente de Merrillville, quien desapareció desde el 8 de octubre.

FOTO: REUTERS

AP