AP
24 de noviembre de 2017 / 04:47 p.m.

KANSAS CITY.- Un indigente que fue hallado durmiendo dentro de una unidad de almacenamiento en Kansas City junto con sus hijos y con el cuerpo de su esposa descuartizado, es ahora sospechoso de haber matado a un residente de California que desapareció el año pasado.

Justin Tod Rey, de 35 años, fue acusado el miércoles por la muerte de Sean Ty Ferel, un residente de Palm Springs que desapareció luego de pasar unas vacaciones con Rey en 2016. El cuerpo de Ferel no ha sido hallado, pero su sangre fue detectada en la cajuela de su vehículo después de que Rey se vio involucrado en un accidente tres meses después de las vacaciones.

Hoy en día Rey está en prisión con una fianza de un millón de dólares en el condado de Johnson, Kansas, bajo cargos de haber puesto en peligro a un menor de edad. También fue acusado por abandonar un cadáver en Missouri, donde su esposa falleció en un hotel. Los investigadores explicaron que Rey tomó fotografías del cuerpo de su esposa y de sus hijos y dos días más tarde descuartizó el cuerpo en una tina de un hotel.

Un juez del condado de Riverside en California también fijó una fianza de un millón de dólares para Rey. La policía de Palm Springs emitió un comunicado en el que indicó que los fiscales del condado trabajaban con las autoridades de Kansas para extraditar a Rey para que enfrente cargos en el caso de California.

Los investigadores dijeron que luego que Ferel se fuera de vacaciones en mayo de 2016 sus amigos notaron cambios en las respuestas de sus mensajes de texto y sospecharon que los mensajes eran escritos por otra persona. En agosto de ese año, Rey tuvo un accidente con el vehículo de Ferel en Los Ángeles, pero no fue sino hasta meses más tarde que se determinó que la sangre encontrada en la camioneta era de Ferel.

La policía de Palm Springs señaló que Rey tenía el teléfono de Ferel, y que la cartera, sus tarjetas de crédito, cartas, medicamentos y otras de las posesiones de la víctima fueron encontradas en la unidad de almacenamiento que Rey rentó en Kingman, Arizona.



dezr