25 de octubre de 2014 / 01:01 a.m.

 

 

 

Santo Domingo.- Al menos cuatro reclusos murieron el viernes y 13 de personas, entre ellas cuatro agentes penitenciarios, resultaron con heridas cuando un comando armado intentó liberar a un grupo de reos  de una cárcel ubicada al oeste de la capital dominicana.

El procurador general Francisco Domínguez Brito detalló en conferencia de prensa que varios hombres se estacionaron en dos vehículos afuera de la cárcel y comenzaron a disparar con fusiles de asalto para liberar, de forma aparente, al líder de una banda vinculada al tráfico de drogas y otros delitos. Algunos de los reos también tenían armas de fuego, dispararon contra los agentes de seguridad y tomaron como rehén momentáneamente al director de la cárcel, quien resultó ileso.

Andy Maríñez, líder de la presunta banda que estaba preso, se encuentra entre los muertos. Ya se había fugado en el pasado de otra cárcel, detalló el funcionario.

Los hombres no identificados que comenzaron el asalto desde afuera de la cárcel de Najayo, ubicada a unos 35 kilómetros al oeste de la capital, se fugaron. Ningún interno logró evadirse.

"Estas son personas bastantes peligrosas" y están armadas, insistió el procurador en la rueda de prensa celebrada en la cárcel dos horas después del frustrado asalto que representa el intento de fuga más sangriento de los últimos años en República Dominicana. "Son criminales ligados a hechos atroces y abominables", escribió más tarde en su cuenta en twitter.

Indicó que dos de los reos que murieron cumplían las máximas condenas, de 30 años de cárcel, por varios delitos.

Domínguez informó que entre los 13 heridos hay nueve reclusos y dos agentes penitenciarios, los cuales se encuentran en estado grave.

La Procuraduría y los organismos de seguridad comenzaron una investigación para determinar la identidad de los atacantes. En la tarde del viernes varios miembros del personal del penal se encontraban en interrogatorios.

De forma paralela al intento de fuga de Najayo, un recluso murió el viernes baleado por otro preso en la cárcel de La Victoria, 40 kilómetros al norte de la capital, y el procurador indicó que no descarta que los hechos estén vinculados.

Adelantó que tomarán medidas de máxima seguridad en todas las cárceles del país.

FOTO: Especial