AP
10 de junio de 2015 / 08:12 a.m.

Nueva York.- Dos homicidas que utilizaron herramientas eléctricas a fin de escapar de prisión deben haber tardado varios días para cortar paredes y tubería de acero y demoler ladrillos, indicó el domingo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Por su parte, las autoridades anunciaron una recompensa de 100 mil dólares a cambio de información que contribuya a la captura de ambos prófugos.

Las autoridades han comenzado a indagar cómo fue que los reclusos obtuvieron las herramientas eléctricas que utilizaron para escapar el fin de semana como en la película "The Shawshank Redemption".

"Fue un plan muy elaborado", dijo Cuomo. "Sin duda, invirtieron tiempo para ejecutarlo".

David Sweat, de 34 años, purgaba cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el homicidio de un policía cometido en 2002.

Richard Matt, de 48 años, cumplía 25 años de cárcel y prisión perpetua por el secuestro, homicidio y descuartizamiento de su ex jefe en 1997.

"Estos son asesinos, son homicidas", declaró el gobernador. "Jamás hubo dudas sobre los delitos que cometieron. Ahora andan sueltos y nuestra primera prioridad es aprehenderlos.

Las autoridades no abundaron en detalles sobre cómo ambos hombres evitaron que los detectaran mientras utilizaban las herramientas para su evasión. "Tenían que haberlos escuchado", expresó Cuomo al programa "Good Morning América" de la ABC.

Cuando concluya la investigación, "examinaremos los detalles exactos de lo que hicieron (ambos evadidos) y cómo lo hicieron para garantizar que jamás vuela ocurrir algo similar", señaló Cuomo.

Las autoridades instalaron retenes y echaron mano de helicópteros y perros adiestrados. Centenares de agentes fueron desplegados alrededor de la prisión, ubicada a unos 32 kilómetros (20 millas) de la frontera con Canadá, y se recibieron una decena de avisos.

Sin embargo, las autoridades reconocieron que no tenía ni la menor idea de dónde podrían encontrarse los dos convictos. Pudieron haber cruzado hacia Canadá o dirigirse a otro estado, señaló Cuomo.

"Se trata de una situación de crisis para el estado", afirmó. "Estos son hombres peligrosos capaces de cometer crímenes graves nuevamente", apuntó.

Los evadidos habían colocado bastante ropa debajo de las mantas de sus camas para aparentar que dormían y engañar a los guardias que hacían los rondines en la Instalación Correccional Clinton, de 150 años de antigüedad. Las autoridades de la prisión hicieron este hallazgo el sábado por la mañana.

En una tubería de vapor cortada, los reclusos dejaron una nota burlona que contenía el dibujo de una carita asiática y las palabras "tengan bonito día".

Según las autoridades, los evadidos cortaron la pared de acero en la parte posterior de sus celdas, se arrastraron por un pasadizo angosto, derribaron una pared de ladrillos, cortaron una tubería de vapor para pasar y al final cortaron la cadena y el cerrojo de una tapa de alcantarilla que daba afuera de la prisión.

Para escapar, ambos reclusos tuvieron que cortar una tubería de vapor, después recorrer "cierta distancia" haciendo un movimiento especial con los codos y el tronco, para salir nuevamente, declaró Cuomo.

El proceder de ambos evadidos trajo a la mente la película de 1994 "The Sawshank Redemption", una adaptación de la novela de Stephen King sobre la fuga que un recluso preparó minuciosamente.

Las autoridades dijeron que era la primera fuga que se registraba en el sector de máxima seguridad de la cárcel, construida en 1985.