6 de diciembre de 2014 / 02:49 a.m.

Tegucigalpa.- Honduras se ubica entre los países con más altas tasas de homicidios y violencia en el mundo, informó hoy la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Tracy Robinson, tras una visita de cinco días a este país.

Luego de entrevistarse con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, la delegación de la CIDH, presidida por Tracy, ofreció una conferencia de prensa en un hotel capitalino para dar a conocer los resultados de su visita.

"La Comisión constató alarmantes niveles de violencia, que se ubican entre los más altos del mundo. Además de una de las tasas de homicidios per cápita más altas a nivel global, en Honduras hay desapariciones", denunció Robinson.

Indicó que la delegación visitó el puerto de La Ceiba, Tocoa y Bajo Aguán, en la costa Atlántica, centros de niños migrantes, comunidades campesinas e indígenas, así como centros penitenciarios del país.

La funcionaria de la CIDH consideró que la violencia que abate al país se genera en un contexto de gran impunidad, resultado de la debilidad institucional, la corrupción y la falta de independencia del Poder Judicial.

"La CIDH urge al Estado a adoptar medidas urgentes para atacar las causas estructurales de esta violencia y de la impunidad, así como para proteger a la población de esta situación", sostuvo Robinson.

Asimismo, se refirió al papel que los militares tienen en varias esferas del Estado, como en la seguridad ciudadana, por medio de un cuerpo especializado como la policía militar.

Aseveró que esta situación se produce, "a pesar que los estándares internacionales indican que la seguridad ciudadana debe ser competencia exclusiva de una fuerza policial civil, respetuosa de los derechos humanos".

Indicó que la CIDH constató además que en Honduras persisten altos índices de pobreza y desigualdad social.

"La pobreza y la falta de alimentación básica afecta a grandes sectores de la población, pueblos indígenas, donde se registran preocupantes índices de desnutrición", abundó.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX