1 de marzo de 2013 / 01:45 p.m.

Tras manifestar que se sentía mal de salud, autoridades penitenciarias determinaron trasladar a Elba Esther Gordillo al hospital que se ubica en el interior del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan.

La ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación salió cerca de las 2:30 horas del penal femenil de Santa Martha Acatitla rumbo a la cárcel localizada en la delegación Xochimilco.

Ahí fue valorada por los especialistas que se encontraban de guardia y horas después los médicos determinaron que su malestar no ameritaba permanecer en el hospital, por lo que retornó a su celda del centro penitenciario donde fue recluida tras ser acusada de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita.

Gordillo admitió ante el juez penal que padecía hipertensión arterial, insuficiencia renal y hepatitis C, por lo que requería el ingreso de medicamentos y comida especializada, así como la atención de su médico personal.

De hecho, su galeno envió una carta al impartidor de justicia enunciando 10 padecimientos, como apoyo a lo dicho por la dirigente sindical.

— LETICIA FERNÁNDEZ