reuters
8 de noviembre de 2017 / 09:10 a.m.

BARCELONA.- Una huelga general convocada en Cataluña por partidarios de la independencia transcurría el miércoles con decenas de carreteras cortadas, mientras algunos servicios de transporte público funcionaban en niveles mínimos.

La huelga fue convocada por la agrupación Intersindical CSC en respuesta a la "precariedad" provocada por las sucesivas reformas laborales de los últimos años y busca la derogación del decreto del Gobierno central que facilita el cambio de domicilio social de empresas para su salida de Cataluña.

Las asociaciones secesionistas ANC y Òmnium Cultural, cuyos líderes están en prisión provisional por cargos de sedición, se sumaron posteriormente a la huelga y anunciaron una gran manifestación para el 11 de noviembre.

Grupos de manifestantes cortaron desde primera hora de la mañana más de medio centenar de puntos de 30 carreteras catalanas, según el servicio de Tránsito del gobierno regional, la mayoría de ellos en Barcelona.

Los manifestantes portaban pancartas en las que se pedía libertad para los "presos políticos". Se registraron algunos leves altercados cuando la policía intentó desplazar a los manifestantes, según mostraron imágenes de televisión y videos.

A pesar de los cortes en el transporte, las tiendas y negocios parecían funcionar con normalidad.

Además de los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, ocho miembros del depuesto Gobierno catalán se encuentran en prisión preventiva por cargos de rebelión, sedición y malversación tras la celebración de un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional y una posterior declaración de independencia.

El Gobierno central, que asumió las competencias de la región tras la declaración de independencia, convocó a elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

ilp