10 de febrero de 2015 / 06:30 p.m.

El jugador del Barcelona, Leo Messi, se tomó fotos con algunos aficionados, cuando se encotraba saliendo del entrenamiento, para enfrentar al Villarrea, en la Copa del Rey.

Últimamente, el crack ha sido criticado, debido a su gran autoestima, pero esta vez demostró que, como todo humano, tiene corazón y decidió cumplirles el favor a algunos fanáticos del Barcelona.

DIEGO MORENO