MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de septiembre de 2015 / 03:30 p.m.

Hungría.- Luego de que las autoridades húngaras permitieran que más de 2 mil desplazados partieran rumbo a Austria y Alemania por las estaciones de trenes de Budapest, hoy en el margen de una de las crisis migratorias más fuertes desde la Segunda Guerra Mundial, éstas lucen cerradas. 

¿Por qué los húngaros no nos dejan marcharnos? se preguntan centenares de inmigrantes quienes en su mayoría huyen de los conflictos en Siria, Irak y Afganistán.  

Los inmigrantes buscan refugio en Alemania debido a que el gobierno de esta nación ha renunciado a expulsar a los sirios a su punto de entrada en la Unión Europea, y se ha comprometido a tratar sus demandas de asilo. 

El martes, al intentar tomar un tren rumbo a Alemania, 500 personas fueron evacuadas en la estación internacional de Keleti por autoridades húngaras. 

refugiados
El martes, al intentar tomar un tren rumbo a Alemania, 500 personas fueron evacuadas en la estación internacional de Keleti. | REUTERS
BUDAPEST
Inmigrantes buscan un lugar en uno de los trenes en la búsqueda de refugio en Alemania.|REUTERS
BUDAPEST SIRIA
Personas durmieron en una de las estaciones de Budapest con el objetivo de obtener un viaje a Alemania. | REUTERS
BUDAPEST
Los inmigrantes buscan refugio en Alemania debido a que el gobierno de esta nación ha renunciado a expulsar a los sirios|REUTERS
BUDAPEST
El lunes, la policía de Budapest permitió que los inmigrantes pudieran viajar a Alemania.|REUTERS

Luego de la evacuación hubo una manifestación espontánea de al menos 200 migrantes delante de la estación, a gritos de “¡Alemania, Alemania!”, y “¡queremos irnos!”.

En cambio, el lunes, la policía de Budapest permitió que los inmigrantes pudieran viajar a Alemania lo cual trajo como consecuencia que llegaran a Viena 3 mil 650 inmigrantes, un récord en este año, según autoridades austríacas.