AP
16 de julio de 2015 / 05:37 p.m.

Hungría.- Usando material preparado por internos de prisiones húngaras, 900 soldados construirán una valla a lo largo de la frontera con Serbia para detener el flujo de inmigrantes que estará finalizado en diciembre, dijeron autoridades el jueves.

Los críticos han comparado la valla con el muro construido en Berlín en la época comunista y la Cortina de Hierro pero Hungría sostiene que su obligación es protegerse así como a la Unión Europea del número sin precedentes de inmigrantes -a menudo superior a mil al día- que llega a pie a su territorio tras recorrer diversas rutas a través de los Balcanes.

El ministro de Defensa, Csaba Hende, dijo que las obras de la valla de 4 metros de altura (13 pies) a lo largo de los 175 kilómetros (109 millas) de frontera se llevan a cabo simultáneamente en 10 o 12 lugares.

"Las fuerzas de defensa húngaras están listas para finalizar esta tarea", dijo Hende, cerca del pueblo de Morahalom, en el sur del país, donde una zona de muestra se construye para probar los diferentes materiales y técnicas de construcción.

El ministro del Interior, Sandor Pinter, dijo que los reclusos de prisiones húngaras ya estaban ensamblando los elementos básicos de la valla y algunos trabajadores de gobierno podrían sumarse en caso necesario. Dijo que el muro es la única solución inmediata que Hungría pudo hallar para detener la llegada de inmigrantes, que en este año ha sido de 81 mil 300.

Tras hablar con el presidente de Rumania, el mandatario serbio Tomislav Nikolic dijo que la medida tomada por Hungría es una "decisión desafortunada".

Janos Lazar, director de la oficina del primer ministro, dijo que Hungría crearía campos de refugiados temporales en áreas rurales para albergar a las grandes cantidades de personas que buscan asilo.

También adelantó que el gobierno tratará de ilegalizar los cruces sin autorización, que actualmente se considera una falta menor.