AP
6 de octubre de 2016 / 11:17 a.m.

CABO CAÑAVERAL.- Los vientos del huracán Matthew alcanzaron los 205 kph el jueves en su avance hacia Florida, donde cientos de miles de personas tapiaban sus casas y huían tierra adentro de la tormenta más poderosa en la costa atlántica de los últimos 10 años.

El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo que el estado podría enfrentar la "evacuación más grande de su historia".

El huracán cobraba fuerza en su avance, al aumentar de Categoría 3 a Categoría 4 durante la mañana del jueves.

Pasó sobre las Bahamas y, de acuerdo con los pronósticos, recorría toda la costa atlántica de Florida a partir del atardecer del jueves. A partir de allí podría alcanzar las costas de Georgia y South Carolina antes de virar hacia el mar.

Se ha exhortado a unas 2 millones de personas de Florida a Georgia y South Carolina que se aleje de la costa ante el arribo del huracán más poderoso de los últimos 10 años.

Matthew se encontraba sobre las Bahamas y se dirigía hacia Florida, donde se pronosticaba su arribo para el jueves por la noche.

Los parques de diversiones en Orlando seguían abiertos, pero atentos a los pronósticos. Walt Disney World canceló un evento especial de Halloween previsto para el jueves por la noche.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami pronosticó que Matthew, de Categoría 3 al amanecer, alcanzaría la aún más poderosa Categoría 4 en las próximas horas. Los vientos sostenidos máximos se elevaron de 185 a 200 kph (115 a 125 mph) durante la noche.

El jueves por la mañana, el centro de Matthew se encontraba 410 kilómetros (255 millas) al sureste de West Palm Beach, Florida, y se acercaba a casi 20 kph (12 mph).

A medida que crecía la amenaza de la gran tormenta en la costa marítima sureste, el centro amplió la advertencia por huracán a un gran tramo de la costa oriental de Florida hasta el estrecho de Altamaha, en Georgia. Y dijo que la ampliaría luego hasta el río South Santee en South Carolina.

La División de Manejo de Emergencias de Florida dijo 48 refugios instalados en escuelas han recibido a algo más de 3.000 personas, principalmente en los distritos costeños. Otros 13 refugios para gente con necesidades especiales alojan por el momento a 31 personas.

Se exhortó a unos 2 millones de personas que se alejaran de la costa ante el inminente arribo de la tormenta más poderosa que llega a la costa atlántica en más de 10 años. Matthew dejó al menos 16 muertos en el Caribe al atravesar Haití, Cuba y Bahamas.

Se pronostica que se aproximará a la costa de Florida el jueves por la noche, posiblemente como tormenta de Categoría 4 con vientos de casi 210 kph (130 mph). Un desvío mínimo lo haría tocar tierra o alejarse mar adentro. En todo caso, según los meteorólogos, se acercará lo suficiente para causar estragos en la parte austral de la costa atlántica con hasta 380 milímetros (15 pulgadas) de lluvia en algunas partes. Se pronostican marejadas de 1,5 a 2,5 metros (cinco a ocho pies) desde el centro de Florida hasta Georgia.