13 de julio de 2014 / 11:56 p.m.

Gaza.- Miles de personas dejaron sus casas en una ciudad de Gaza el domingo, luego de que Israel les advirtió que se fueran antes de los ataques anunciados contra sitios de lanzamiento de cohetes, en el sexto día de una ofensiva que funcionarios palestinos dicen provocó la muerte de al menos 160 personas.

En la Franja de Gaza, gobernada por Hamas, militantes disparaban cohetes hacia el territorio judío, y los ministros de Relaciones Exteriores de Occidente que se reunieron el domingo dijeron que era urgente un cese del fuego.

Las fuerzas israelíes arrojaron panfletos al pueblo de Beit Lahiya, cerca de la frontera norte de Gaza con Israel, que decían: "Aquellos que no cumplan con las instrucciones de irse inmediatamente pondrán en riesgo sus vidas y las vidas de sus familias".

El Ejército israelí dijo a los residentes de tres de los 10 vecindarios de Beit Lahiya que dejaran la ciudad, de 70.000 habitantes, para el medio día (hora local) del domingo.

Funcionarios de Naciones Unidas dijeron que unas 4 mil personas han huido al sur a ocho escuelas dirigidas por el organismo en la ciudad de Gaza.

Un militar israelí de alto rango dijo en una conversación telefónica con medios extranjeros que Israel atacaría "con fuerza" en el área de Beit Lahiya desde las horas de la tarde el domingo.

"El enemigo ha construido infraestructura para cohetes en medio de las casas (en Beit Lahiya)", dijo el funcionario.

El Ministerio del Interior de Gaza, en un comunicado emitido en una radio de Hamas, desestimó las advertencias de Israel como "guerra psicológica".

El Ministerio de Salud dijo que al menos 160 palestinos, incluyendo a unos 135 civiles han muerto en los últimos seis días en la Franja de Gaza, y que más de 1.000 han resultado heridos.

Las hostilidades a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza se intensificaron por primera vez el mes pasado luego de que las fuerzas israelíes arrestaron a cientos de activistas de Hamas en Cisjordania tras el secuestro de tres adolescentes judíos que fueron encontrados muertos.

Posteriormente, un joven palestino fue asesinado en Jerusalén, en un presunto ataque en represalia.

El sábado en la noche, Hamas cumplió con su amenaza de lanzar cohetes hacia Tel Aviv a las 9 de la noche hora local y a otras áreas en el centro de Israel.

La violencia transfronteriza no muestra signos de reducirse a pesar de la creciente presión internacional sobre ambas partes para que la finalicen.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió un cese de las hostilidades y ministros de Relaciones Exteriores de Occidente iban a reunirse el domingo para considerar una estrategia.

Medios alemanes reportaron que el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, viajará el lunes a Oriente Medio y se reunirá con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

FOTO: Reuters REUTERS