31 de enero de 2013 / 01:48 p.m.

El Instituto Federal Electoral cedió a las presiones del PRD y aprobó con voto dividido diferir por una semana la discusión sobre el informe final de la Unidad de Fiscalización de los partidos políticos sobre el gasto de campaña de la elección presidencial, donde se señala que la coalición Movimiento Progresista, que postuló a Andrés Manuel López Obrador, rebasó el tope de gastos de campaña con poco más de 62 millones de pesos.

Sin embargo, durante mayo de 2012 el Consejo General del IFE aprobó, a propuesta del PRD, reducir los tiempos de fiscalización fijando como fecha límite el 30 de enero para resolver si los partidos excedieron topes de gastos y establecer las multas.

No obstante, ayer, tras dos horas de discusión, se aprobó con siete votos a favor y dos en contra, la propuesta del consejero Alfredo Figueroa, quien argumentó que ese tiempo dará oportunidad de realizar un análisis puntual de todos los informes y resoluciones de la Unidad de Fiscalización, ya que aseguró que el documento contaba con más de 2 mil cuartillas y solo tuvieron 48 horas para analizarlas.

La proposición fue apoyada por los consejeros Sergio García Ramírez, Lorenzo Córdova, Francisco Guerrero, Benito Nacif, María Marván y Macarita Elizondo, quienes coincidieron en respaldar la actuación de la Unidad de Fiscalización, ya que de lo contrario será como no confiar en el órgano electoral.

Al respecto, el consejero Benito Nacif comentó que se pospone la discusión y la votación por una semana más, precisamente para realizar esas funciones de manera responsable, para ser cuidadosos en el análisis y su estudio, pues los detalles, criterios, fundamentación jurídica y su aplicación tienen una enorme trascendencia.

A su vez, el representante del tricolor, Antonio Hernández Fraguas, manifestó su confianza a los consejeros electorales para que sin importar el plazo adopten una decisión apegada estrictamente a derecho y aprovechó para aclarar al PRD que durante este lapso no existe oportunidad de ampliar o subsanar irregularidades en los informes.

En tanto, el representante del PAN, Rogelio Carbajal, calificó de “calcetinazo” esta determinación, la cual consideró un ejemplo sobre el fracaso del modelo de fiscalización, ya que aseguró que los plazos fueron los mismos para todos los actores involucrados.

Ante ello, el consejero presidente, Leonardo Valdés, salió a la defensa del trabajo de la Unidad de Fiscalización, a cargo de Alfredo Cristalinas, y cuestionó al senador Javier Corral sobre su intervención en la que evidenció su falta de conocimiento sobre los procesos de fiscalización y las críticas ante la falta de certeza en el proceso.

"“El 8 de octubre del año pasado todos los partidos, en los términos de la ley, presentaron sus informes. Lo que se alteró fue el periodo de trabajo de auditoría de la Unidad de Fiscalización, de tal suerte que el adelantar la revisión no fue a cargo de los plazos que los partidos políticos tienen protegidos por la ley"”, explicó al legislador.

En consecuencia y evidentemente molesto, el consejero presidente solicitó al director de la Unidad de Fiscalización entregara una serie de documentación al senador Corral, quien se negó a recibirla.

ClavesDescalificaciones, no

El consejero Marco Antonio Baños rechazó que pudiesen existir descalificaciones del órgano electoral al recordar que el argumento planteado por el PRD sobre la regla del prorrateo también fue discutida y aprobada con los partidos en su momento.

Tras haber entregado el informe de fiscalización de las campañas presidenciales, Alfredo Cristalinas acudió a las oficinas centrales del Instituto Federal Electoral para reunirse con cada uno de los consejeros, para aclarar dudas y exponer a fondo los elementos que contiene el informe final.

— SILVIA ARELLANO Y CAROLINA RIVERA