REUTERS
21 de julio de 2017 / 12:37 p.m.

SEÚL.- Unas negociaciones militares propuestas por Corea del Sur para aliviar las tensiones con Pyongyang previstas para el viernes no ocurrieron debido a que Corea del Norte ignoró el llamado, un revés para las esperanzas de diálogo del nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Corea del Norte ha mantenido silencio sobre la propuesta que Seúl hizo el lunes para sostener negociaciones sobre formas de evitar hostilidades a lo largo de su frontera.

Moon asumió el cargo en mayo, con la promesa de que iniciaría un diálogo con Pyongyang y de que presionaría al Gobierno de Kim Jong Un para que detenga sus programas nuclear y de misiles.

La propuesta de negociaciones ocurrió después de que Corea del Norte dijo que realizó su primera prueba de un misil intercontinental balístico el 4 de julio y afirmó que ha dominado la tecnología para montar una ojiva nuclear en él.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Moon Sang-gyun, dijo en una conferencia de prensa que las negociaciones militares propuestas para el viernes fueron imposibles debido a que Corea del Norte no respondió.

"Es una tarea urgente y necesaria para la paz y estabilidad en la Península de Corea restablecer el diálogo en el área militar y aliviar la tensión militar entre Corea del Sur y Corea del Norte", afirmó.

Moon dijo que la propuesta de negociaciones aún está vigente e instó a Corea del Norte a responder.

Este fue el primer acercamiento formal de Corea del Sur desde que se rompieron las relaciones transfronterizas a principios del año pasado bajo el gobierno de la predecesora de Moon, quien impuso sanciones unilaterales a Pyongyang por sus ensayos nucleares y lanzamientos de misiles.


pjt