FERNANDO DAMIÁN
23 de junio de 2013 / 03:44 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRI en la Cámara de Diputados está lista para discutir las reformas energética y hacendaria que México necesita para crecer en forma sostenida, crear empleos de calidad y elevar los niveles de inversión productiva e ingreso de las familias.

Así lo afirmó el coordinador de la bancada tricolor en el Palacio de San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, quien subrayó que las reformas económicas son imperativas e inaplazables para dejar atrás la mediocridad de las tasas de crecimiento de los últimos años.

Subrayó que el eje de la reforma energética es modernizar sin privatizar, mientras que la reforma hacendaria busca establecer un nuevo paradigma fiscal en el que Pemex no sea ya una fuente de recaudación excesiva, sino una base de la competitividad y la prosperidad de México en el siglo XXI.

"Confiamos en mantener la dinámica de los acuerdos políticos y legislativos de los meses recientes, superar los prejuicios que solo causan perjuicios y aprobar las reformas económicas que México necesita para ver con confianza hacia adelante", puntualizó.

En su comunicado de prensa semanal, Beltrones señaló que las referidas reformas son imperativas ante la desaceleración del crecimiento a nivel global e interno.

"Son exigencias inaplazables que plantea nuestra realidad. Estamos en un momento crucial para las reformas económicas y no debemos perder de vista su trascendencia ni la oportunidad de realizarlas para dejar atrás la mediocridad de las tasas de crecimiento de los últimos años, de modo que vayamos hacia adelante con responsabilidad y audacia", insistió.

El legislador sonorense detalló que las reformas energética y hacendaria se complementan en sus objetivos de desarrollo y son parte de un paquete legislativo orientado al crecimiento, el empleo y el ordenamiento de las finanzas públicas.

La reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la reforma laboral, la de telecomunicaciones y la regulación del endeudamiento de los estados y municipios son también parte de la voluntad de poner orden, dejar de postergar las cosas y realizar las reformas necesarias en materia económica, indicó.

Beltrones sostuvo que México no vive momentos fáciles, como tampoco los vive el mundo, pero nosotros podemos hacer de los hidrocarburos una base de la competitividad para la nación con energía suficiente, barata y de calidad que atraiga la inversión y genere empleos e ingresos fiscales.

"La iniciativa privada de origen nacional y foráneo ya está colaborando en el desarrollo de Pemex, igual que en el resto del mundo, pero necesitamos dar un nuevo impulso a la inversión productiva para darle velocidad a la exploración y explotación de los hidrocarburos, así como a la industrialización de los productos derivados del petróleo", dijo.