AP
9 de noviembre de 2017 / 03:38 p.m.

WASHINGTON.- El gobierno estadounidense impuso sanciones sobre otros diez funcionarios venezolanos actuales y anteriores en respuesta a una creciente ola represiva del gobierno de Nicolás Maduro contra la oposición.

El Departamento del Tesoro informó el jueves que impuso las penalidades en respuesta a las elecciones regionales del mes pasado en Venezuela, que calificó de fraudulentas. Las medidas congelan los bienes en Estados Unidos de los funcionarios señalados y prohíben a todo estadounidense realizar transacciones con ellos.

Las irregularidades en esas elecciones “indican con firmeza que se trató de un fraude que ayudó al partido oficialista a ganar, inesperadamente, una mayoría de las gobernaciones”, dijo el departamento en un comunicado.

A través de Twitter, el canciller venezolano Jorge Arreaza rechazó las sanciones impuestas y consideró que estás forman parte de una sistemática campaña de agresión del gobierno de Donald Trump contra Venezuela. Arreaza además acusó a Washington de intentar una vez más generar desestabilización y violencia en este país sudamericano.

Entre los señalados están el exministro de comunicaciones Ernesto Villegas, el exministro de alimentación Carlos Osorio y otros involucrados en la organización de elecciones.

Los funcionarios señalados tuvieron alguna participación en desvirtuar el proceso electoral, en censurar a la prensa, o en hecho de corrupción en el programa de subsidios alimenticios, dijo el departamento estadounidense.

"Mientras el gobierno venezolano continúa irrespetando la voluntad del pueblo, nuestro mensaje sigue siendo claro: Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras el régimen de Maduro sigue destruyendo el orden democrático y la prosperidad de Venezuela", dijo en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

"Continuaremos ejerciendo nuestros vigorosos esfuerzos para sancionar a los funcionarios del gobierno de Venezuela que sean cómplices en los intentos de Maduro de socavar la democracia, violar derechos humanos, limitar la libertad de expresión y de reunión, o de incurrir en corrupción pública, a menos que se separen del régimen dictatorial de Maduro".

El gobierno estadounidense ha impuesto sanciones contra docenas de funcionarios venezolanos desde que el gobierno de ese país orquestó la instalación de una Asamblea Constituyente en agosto con poderes prácticamente ilimitados.


pjt