REUTERS
29 de diciembre de 2016 / 02:12 p.m.

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos Barack Obama autorizó este jueves una serie de sanciones contra Rusia por su intervención en las elecciones presidenciales de Estados Unidos este año, y advirtió que su país tomará más medidas.

"Estas acciones se dan tras una serie de advertencias al Gobierno ruso en público y en privado, y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para dañar los intereses estadounidenses en violación de las normas internacionales de comportamiento establecidas", dijo Obama en un comunicado.

El mandatario sostuvo que en los próximos días se enviará al Congreso un reporte de su gobierno sobre los esfuerzos de Rusia para interferir en el proceso electoral de este año.

Un funcionario de alto rango informó que Estados Unidos expulsó a 35 diplomáticos rusos y cerró dos complejos de Moscú en Nueva York y Maryland, en respuesta a una campaña de hostigamiento contra enviados estadounidenses en el país europeo.

El funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el Gobierno le dará a los diplomáticos rusos 72 horas para abandonar el país. Se impedirá el acceso a los dos complejos a cualquier funcionario ruso desde la tarde del viernes, agregó la fuente.

"Estas acciones se tomaron en respuesta al hostigamiento a diplomáticos estadounidenses y acciones de los diplomáticos que en nuestra opinión no son consistentes con las prácticas diplomáticas", agregó el funcionario.

El Departamento de Estado de Estados Unidos lleva tiempo quejándose del acoso policial a sus diplomáticos en Moscú, y el secretario de Estado, John Kerry, trató el asunto con el presidente ruso, Vladimir Putin, y su ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.

"Al imponer costos a los diplomáticos rusos en Estados Unidos impidiéndoles el acceso a sus complejos, esperamos que el Gobierno ruso reevalúe sus propias acciones, que han obstaculizado la seguridad del personal en nuestra embajada en Rusia", sostuvo el funcionario.

La fuente no quiso dar a conocer el nombre de los diplomáticos rusos que se verán afectados, pero se cree que el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, no será uno de los expulsados.