REDACCIÓN
2 de febrero de 2015 / 06:50 p.m.

El Zenit jugó un partido no oficial debido a que todavía no empieza la liga en Rusia. Hulk y su equipo derrotaron 3-1 al Bate Borisov, pero lo sorprendente fue el gol olímpico del brasileño.

"El viento estaba muy fuerte, ya había lanzado dos tiros de esquina desde esa posición, y en la tercera me juegue a que entrara y así fue", mencionó el atacante.