Redacción
9 de septiembre de 2013 / 01:29 a.m.

 

Ciudad de México • En su iniciativa de reforma hacendaria, el presidente Enrique Peña Nieto propone establecer un impuesto a las bebidas azucaradas con el fin de combatir los altos índices de obesidad en el país.

“Habrá un impuesto de salud para los mexicanos, gravar las bebidas azucaradas”, indicó el Presidente al señalar que México se ubica como el segundo país con mayor obesidad con adultos y el cuarto a nivel infantil.

 

Acerca del medio ambiente, el jefe del Ejecutivo señaló que la reforma incluye “impuestos verdes que promueven el cuidado del medio ambiente”.

 

Entre éstos se encuentra un impuesto especial por unidad de carbono emitida y otro a plaguicidas.

 

Peña Nieto destacó que, “en su conjunto, (la reforma) contribuirá a reducir los altos niveles de desigualdad entre los mexicanos, con ella pagarán más los que ganan más y tendrán mayores beneficios los que menos tienen”.