1 de octubre de 2013 / 11:15 p.m.

México.- El presidente de la Comisión de Desarrollo Rural de la Cámara de Diputados, Víctor Serralde, aseguró que la eventual aplicación de un impuesto adicional a las bebidas azucaradas afectaría la economía familiar y no resolvería el problema de salud.

Rechazó el punto de acuerdo que el Senado envió a San Lázaro y se turnó a la Comisión de Hacienda y Crédito Público para que aumente de 10 a 20 por ciento el Impuesto Sobre Producción y Servicios (IEPS).

Comentó que el impuesto persigue como supuesto fin desincentivar el consumo de azúcar, sin embargo aumentaría la crisis que ha vivido el sector azucarero durante los últimos 15 años.

"Se afecta una cadena productiva que empieza con más de 900 mil familias dedicadas a la producción de azúcar, más de 85 mil empleos en la industria azucarera y refresquera, y un millón 100 mil establecimientos que comercializan bebidas azucaradas", indicó.

Serralde Martínez aseguró que ésta es una medida que no resolverá el problema de salud, pero sí generará afectaciones en el sector rural y en la cadena completa del sector azucarero.

"La obesidad es siempre multifactorial y está relacionada con sedentarismo y diversos aspectos nutricionales, intentar hacer ver a estas bebidas como causa de la obesidad es un error de enfoque médico", concluyó.

(Notimex)