4 de marzo de 2013 / 08:29 p.m.

El Instituto Mexicano del Seguro Social deberá buscar y dar a conocer los nombres de todos los servidores públicos sancionados por el caso de la “Guardería ABC”, instruyó el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.

Además, deberá entregar los documentos que den cuenta de las reformas en el otorgamiento de permisos a guarderías, a partir de este accidente, ocurrido el 5 de junio de 2009, en Hermosillo, Sonora.

En la respuesta proporcionada al particular, el IMSS señaló que no tiene facultades para imponer sanciones y lo orientó para que presentara su petición ante la Secretaría de la Función Pública.

Recordó que a partir de 2008, el esquema de contratación para nuevas guarderías se llevó a cabo a través de licitaciones públicas, por lo que aseguró que, si bien no ha habido modificación en la forma en la que se contrata o subroga el servicio de guardería, sí se llevaron a cabo acciones para garantizar la seguridad de los menores y trabajadores de las mismas.

Inconforme con la respuesta proporcionada por el IMSS, el particular manifestó que era inconcebible que dicho Instituto no contara con los nombres de los servidores públicos sancionados, derivado del incidente ocurrido en la Guardería ABC, por lo que presentó un recurso de revisión ante el IFAI, el cual fue turnado a la ponencia de la comisionada Jacqueline Peschard.

En alegatos, el IMSS, por conducto de su Jefatura de Servicios Jurídicos, modificó su respuesta y comunicó que rescindió a las servidoras públicas Delia Irene Botella Amante, Coordinadora Zonal de Guarderías y Noemí López Sánchez, Coordinadora Delegacional de Guarderías, por dicho incidente.

Derivado de una consulta al Registro de Servidores Públicos Sancionados, que elabora la Secretaría de la Función Pública, la comisionada corroboró que Noemí Sánchez López fue sancionada por negligencia administrativa, con inhabilitación, del 16 de diciembre de 2009 al 12 de diciembre de 2029, y con una multa de 3 millones 290 mil 739 pesos.

Respecto de la servidora pública Delia Irene Botella Amante, no localizó registro alguno.

Sin embargo, la comisionada ponente señaló que, derivado de la revisión del Informe de rendición de cuentas 2006-2012 del IMSS, se puede advertir que el Órgano Interno de Control del Instituto comunicó al Director General las resoluciones pronunciadas dentro del expediente administrativo de responsabilidades, en el que se determinó la imposición de sanciones administrativas consistentes en la inhabilitación y sanción económica para tres funcionarios de la Delegación Estatal en Sonora y una ex servidora pública de la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales, así como la destitución, inhabilitación y sanción económica para dos funcionarias de la Delegación Estatal Sonora.

Asimismo, expuso que en un comunicado emitido por la Secretaría de la Función Pública se informó que se inhabilitó por 20 años al titular de la Delegación Estatal del IMSS, en Sonora, por omisiones relacionadas con la verificación y supervisión de las condiciones para operar la “Guardería ABC”, y que se sancionó a otros cinco servidores públicos adscritos a distintas áreas de la Coordinación de Guarderías del IMSS, así como a tres servidoras públicas que ocuparon el cargo de Coordinadora Zonal de Guarderías.

Por lo anterior, la comisionada Peschard concluyó que el IMSS no cumplió con la obligación de acceso prevista en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, toda vez que la información que proporcionó es incompleta.

En ese sentido, propuso modificar la respuesta del IMSS e instruirle una nueva búsqueda exhaustiva de la información solicitada en todas sus unidades administrativas competentes, a fin de entregar al particular la totalidad de los nombres de los servidores públicos sancionados por el caso de la Guardería ABC.

En dicha búsqueda deberá incluir a la Dirección de Administración y Evaluación de Delegaciones, a la Dirección Jurídica y a la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales, así como a las unidades administrativas de las que dependía jerárquicamente cada uno de los servidores públicos sancionados.

En cuanto a las reformas en el otorgamiento de permisos a las guarderías, a partir de este accidente, la comisionada Peschard señaló que, de la consulta a la información pública relacionada con el tema, se localizó un Informe en el que se comunicó que el Instituto llevó a cabo medidas de seguridad superiores a las establecidas en las Normas Oficiales Mexicanas.

Aunado a ello, identificó un documento en el que se establecen las “Medidas y estándares de seguridad implementadas”, por lo que consideró que el IMSS no cumplió con su obligación de acceso y, por tanto, propuso revocar su respuesta e instruirle lo siguiente:

Notificar al recurrente la fuente, el lugar y la forma en que puede consultar las acciones llevadas a cabo por el sujeto obligado, derivado de lo ocurrido en la “Guardería ABC”.

Realizar una nueva búsqueda exhaustiva de los documentos que den cuenta de las reformas llevadas a cabo en el otorgamiento de permisos a guarderías, a partir de lo ocurrido en la “Guardería ABC”, en todas sus unidades administrativas competentes.

La propuesta fue aprobada y, de este modo, el Pleno del IFAI modificó la respuesta del IMSS.

Redacción