FOTO: EspecialAP
27 de julio de 2014 / 08:18 p.m.

EU.- Bomberos del norte de California batallaban el domingo para controlar un incendio forestal que destruyó 10 casas y forzó a centenares de personas a evacuar sus viviendas en el área de Sierra Nevada, al tiempo que un incendio cerca del parque nacional de Yosemite creció significativamente durante la noche.

Funcionarios de bomberos dijeron que el llamado Incendio Sand ha quemado unas 1.538 hectáreas (3.800 acres) en los condados de Amador y El Dorado. Sand comenzó el viernes a los pies de Sierra Nevada.

El portavoz del Departamento de Bosques y Protección contra el Fuego de California Lynne Tolmachoff dijo que el incendio sigue amenazando centenares de viviendas al este de Sacramento. "El fuego se está acercando a las casas en la zona", dijo Tolmachoff. "El borde más avanzado está tocando con residencias mientras hablamos", agregó.

Las autoridades han evacuado 500 viviendas y han cerrado caminos cerca de Plymouth en la región vinícola del condado de Amador.

Tolmachoff dijo que el incendio pudiera crecer de nuevo durante el domingo, cuando los bomberos se preparaban para vientos fuertes y un calor intenso.

CalFire dijo que un vehículo que condujo sobre vegetación seca provocó el incendio, que ha causado enormes columnas de humo y empeorado la calidad del aire en la zona de Sacramento.

Los bomberos lucharon contra el fuego durante todo el sábado bajo temperaturas muy altas. El fuego empezó alejándose de los viñedos en el valle de Shenandoah, pero hacia mitad de la tarde un cambio en el viento hizo que las llamas se dividieran y algunas cruzaran los cortafuegos, dirigiéndose a una sección de la región vinícola, dijo Tolmachoff.

En tanto, un incendio que comenzó el sábado cerca del Parque Nacional de Yosemite alcanzó 850 hectáreas (2.100 acres), destruyendo una vivienda en una comunidad pequeña.

El guardabosques Scott Gediman dijo que ninguna otra vivienda estaba amenazada por el momento.

En otros estados del oeste del país también se registraban incendios. El fuego más grande que sigue activo, un incendio de 618 millas cuadradas (1.600 kilómetros cuadrados) en el este de Oregon, estaba contenido en un 95 por ciento el sábado.