16 de septiembre de 2014 / 04:07 p.m.

California.- Un incendio empujado por vientos fuertes atravesó un poblado pequeño cerca de la frontera de Oregón, dejando en escombros una iglesia y destruyendo 100 casas, lo que ocasionó órdenes de evacuación para al menos 1.500 personas, dijeron las autoridades.

Este pequeño poblado, ubicado cerca de la base del monte Shasta en la cordillera de las Cascadas, estuvo bajo asedio de un incendio de 140 hectáreas (350 acres) de bosque maderable.

El incendio comenzó alrededor de la 1:30 p.m. al sur de Weed, un poblado pintoresco de cerca de 3.000 habitantes ubicado 80 kilómetros (50 millas) al sur de la frontera de Oregón y aproximadamente a la mitad de camino entre San Francisco y Portland, Oregón.

"Se movió rápidamente, empujado por ráfagas de viento de hasta 64 kph (40 mph)", dijo Daniel Berlant, vocero del departamento estatal de bomberos. "Ingresó y rodeo el poblado", señaló.

Ascuas impulsadas por el viento iniciaron incendios a 800 metros (media milla) de distancia del frente del incendio principal, y se emitieron órdenes de evacuación para Weed y las subdivisiones de Carrick y Lake Shastina, dijeron las autoridades.

Se ordenó desalojar a entre 1.500 y 2.000 personas, dijo Allison Giannini, vocera del Departamento del Alguacil del Condado Siskiyou.

Mientras tanto, bomberos estaban tratando de conseguir mejor acceso a dos incendios desenfrenados que han obligado a cientos de personas a desalojar sus casas, incluido uno cerca de un centro vacacional en un lago que destruyó casi dos decenas de estructuras.

En el norte de California, los bomberos dedicaron el día a construir y reforzar línea de contención en terreno pronunciado cerca de una comunidad al pie de una montaña al sur de una entrada al Parque Nacional Yosemite. Las autoridades ahí desalojaron aproximadamente a 900 residentes de 400 casas, dijo Erica Stuart, portavoz del alguacil del Condado Madera.

El incendio ha quemado menos de 2,5 kilómetros cuadrados (una milla cuadrada) y destruido 21 estructuras, 20 de ellas casas, señaló Dennis Mathisen, vocero de CalFire. El incendio inició en un camino a las afueras de Oakhurst, cerca de Yosemite, y se extendió a Bass Lake, un destino popular durante todo el año.

FOTO: APAP