MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de octubre de 2017 / 08:08 p.m.

CALIFORNIA.— Al menos 10 muertos han dejado los incendios que arrasaron con mil 500 viviendas de una región vinícola al norte de California.

El gobernador Jerry Brown declaró un estado de emergencia los condados de Napa, Sonoma y Yuba, donde han sido desalojados 20 mil personas. 

Los siniestros comenzaran el domingo por la noche obligando a la gente a huir apresuradamente.

"Era un infierno como nunca antes he visto", dijo Marian Williams, quien evacuó en su auto junto con sus vecinos antes del amanecer, mientras las llamas carcomían los viñedos y encendían las crestas de las montañas de su pequeño pueblo de Kenwood, en el condado de Sonoma.

Con tantos incendios, algunos residentes del condado de Sonoma no podían decidir qué carretera tomar debido a que las rutas estaban cortadas por las llamas o por troncos de árboles caídos.

Con información de AP

dat