REUTERS
16 de octubre de 2017 / 08:06 a.m.

LISBOA/MADRID.- Al menos 30 personas han muerto por una ola de incendios forestales que afecta desde el fin de semana a granjas y bosques en Portugal y en la vecina España, dijeron funcionarios el lunes.

Autoridades dijeron que aún están combatiendo unos 145 incendios en Portugal -que aún se recupera del incendio forestal más mortal de su historia que tuvo lugar en junio- y otros 100 en España.

"Estamos enfrentando nuevas condiciones (climáticas)... En una era de cambio climático, desastres como ese se están convirtiendo en realidad en todo el mundo", dijo la ministra del Interior de Portugal, Constança Urbano de Sousa, citando los incendios que azotan California.

Las llamas avanzaban por el campo seco debido a un verano boreal inusualmente cálido y el otoño anticipado, avivadas por fuertes vientos mientras que lo que queda del huracán Ofelia llegaba a las costas ibéricas.

Los incendios del fin de semana habían provocado la muerte de al menos 27 personas y habían dejado al menos 50 heridos en Portugal, afirmó la portavoz del servicio de protección civil, Patricia Gaspar.

En junio, 64 personas murieron en un enorme incendio forestal en el centro de Portugal. El Gobierno ha sido criticado por una respuesta lenta e ineficiente y una escasez de políticas para la prevención de incendios.

Tres personas murieron en la región española de Galicia, dos de ellas mujeres halladas dentro de un automóvil quemado, y el tercero un hombre de más de setenta años que murió intentando salvar a sus animales de granja, informaron medios.

La mayoría de los incendios en Galicia fueron deliberados, dijo en una entrevista radial el jefe del Gobierno regional, Alberto Núñez Feijóo.

El ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, afirmó que los responsables de los siniestros ya fueron identificados. Si son condenados, enfrentan hasta 20 años de cárcel, según la policía. Al menos una persona fue arrestada en Portugal por su supuesta responsabilidad en un incendio provocado.


dezr