NOTIMEX
16 de noviembre de 2016 / 01:36 p.m.

LONDRES.-  El índice de muertes por terrorismo aumentó 650 por ciento en los países más desarrollados en 2015, principalmente en Turquía y Francia, que fueron blanco de los ataques más mortíferos, según el Índice de Terrorismo Global 2016 publicado hoy.

De acuerdo con el informe anual realizado por grupos de expertos del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), el número total de muertos por terrorismo en 2015 fue de 29 mil 376 en todo el orbe, lo que supone una reducción de 10.0 por ciento a nivel mundial.

Sin embargo, las víctimas por actos de terrorismo registraron un drástico incremento del 650 por ciento en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), conocida comúnmente como el “Club de los países ricos”.

Según el Índice Global de Terrorismo 2016, el descenso total de las muertes a nivel mundial "se vio ensombrecido por un aumento en el impacto general del terrorismo, ya que más países registran niveles terroristas récord".

Un total de 23 países registraron su cifra más alta de muertes por terrorismo, en comparación con las 17 naciones en 2014.

21 de ellas forman parte de la OCDE (compuesta por 34 miembros), principalmente en Turquía y Francia, donde se registró el mayor número de muertes.

Otras naciones en las que también aumentaron las muertes por terrorismo fueron Arabia Saudita, Kuwait y Túnez, Dinamarca, Alemania y Suecia.

Además, más de la mitad de las víctima fueron por acciones terrorista vinculadas con el grupo extremista Estado Islámico (EI), cuyos ataques en París, Bruselas y Ankara estuvieron entre los más devastadores en la historia de estos países.

A nivel global, el EI superó a la secta islamista nigeriana Boko Haram como el grupo terrorista más radical en 2015, con ataques a 252 ciudades en diferentes partes del mundo, los cuales causaron seis mil 141 muertes.

El reporte destacó que los cinco países con mayor impacto total por el terrorismo durante el años pasado fueron Irak, Afganistán, Nigeria, Pakistán y Siria, que en conjunto registraron el 72.0 por ciento de las muertes.

Las operaciones militares contra el EI y Boko Haram causaron una reducción del 32.0 por ciento en el número de muertes en Irak y Nigeria, aunque sus ataques en otros países representan el 6.0 por ciento en la puntuación total del índice.

"El éxito militar frente al Estado Islámico y Boko Haram resultó en menos muertes en Irak y Nigeria, aunque los dos grupos propagaron el terror a Estados y regiones vecinas", agregó el documento, publicado en la página Web del IEP.

Ante el aumento en el número de muertos por terrorismo en los países ricos, el presidente ejecutivo del IEP, Steve Killelea, apuntó que "el informe destaca el conjunto más complejo de dinámicas en terrorismo global en los últimos 16 años".

"Aunque por un lado la reducción en las muertes es positiva, la continuada intensificación del terrorismo en algunos países y su propagación a otros nuevos es una causa de grave preocupación y subraya la naturaleza fluida de la actividad terrorista moderna", valoró.

Los ataques en el corazón de las democracias occidentales subrayan la necesidad de respuestas rápidas y a medida para la evolución de estas organizaciones, agregó y explicó que "conocer los impulsores del terrorismo es crucial para el desarrollo de estrategias de lucha contra el terrorismo”.

"Las operaciones militares están contribuyendo claramente a limitar al EI en Irak, pero el atractivo continuo de la organización, evidente en los ataques inspirados por el EI en Europa, demuestra las limitaciones de un enfoque puramente militar", manifestó.