20 de febrero de 2014 / 05:01 p.m.

KIEV.- Nuevos enfrentamientos en el centro de la capital ucraniana pusieron fin el jueves a una tregua declarada por el presidente Viktor Yanukovich, en momentos en que el mandatario se reúne con ministros europeos que le reclaman que se comprometa a la reconciliación con sus opositores que están a favor de la UE.

Un fotógrafo de Reuters contó 21 civiles muertos en la Plaza de la Independencia, a pocos metros de la oficina donde el presidente se reúne con la delegación de la Unión Europea (UE) y centro de las horas más sangrientas en los 22 años de historia de la Ucrania post-soviética.

Los manifestantes que ocupan la zona desde hace casi tres meses lanzaron bombas molotov y adoquines para obligar a la policía a salir de la plaza.

La policía antidisturbios, según imágenes de la televisión, disparó ráfagas de fusiles automáticos a los manifestantes que cubrían a otros que huían hacia un cercano centro de artes.

En otro video, un militante de la oposición que usaba casco disparaba desde detrás de un árbol.

Otros manifestantes usaban escudos antidisturbios de la policía para cubrirse, mientras que algunos caían heridos en las cercanías del campamento de protesta que se convirtió en una zona mortal.

La fuerza policial de Ucrania ha recibido armas de combate, dijo el jueves el ministro del Interior interino.

"He firmado una orden y la policía ha recibido armas de combate, que serán usadas de acuerdo a la ley", dijo Vitaly Zakharschenko en un comunicado publicado en la página web del ministerio.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia y Polonia informarán sobre los acontecimientos a sus colegas de la UE en Bruselas más tarde el jueves, para finalmente decidir posibles sanciones contra aquellos considerados responsables por el derramamiento de sangre.

En tanto, en un nuevo acto de presión para que Yanukovich restaure el orden si quiere recibir un préstamo vital para la economía del país, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dijo que Moscú no entregaría dinero a un liderazgo que permite que los opositores lo pisoteen "como a un felpudo".

ARMAS DE AMBOS LADOS

Ucrania es objeto de una puja geopolítica entre Moscú, que lo considera un bastión histórico de la civilización rusa, y Occidente, que dice que los ucranianos deberían ser libres de optar por la reconciliación económica con la UE.

Los nuevos choques, que cedieron luego de aproximadamente una hora, elevaron la preocupación del primer ministro polaco, Donald Tusk, de que Ucrania pueda entrar en una guerra civil o dividirse entre el oeste pro-europeo y el este de habla rusa.

La policía antidisturbios, según imágenes de la televisión, disparó ráfagas de fusiles automáticos a los manifestantes que cubrían a otros que huían hacia un cercano centro de artes.

En otro video, un militante de la oposición que usaba casco disparaba desde detrás de un árbol.

Otros manifestantes usaban escudos antidisturbios de la policía para cubrirse, mientras que algunos caían heridos en las cercanías del campamento de protesta que se convirtió en una zona mortal.

Un comunicado de la oficina de Yanukovich indicó que una decena de policías murieron o resultaron heridos durante la ofensiva de la oposición, horas después de que las partes acordaran una tregua.

Testigos vieron a francotiradores disparando durante los enfrentamientos. El Ministerio de Salud dijo que dos oficiales habían perdido la vida el jueves.

Esto eleva la cifra de personas fallecidas desde el martes al menos a 51, incluidos por lo menos 12 policías. Medios locales señalaron que más de 30 manifestantes murieron en los enfrentamientos del jueves.

Un grupo opositor sostuvo que la cifra de muertos era el doble de ese estimado. En tanto, los médicos que tratan a los manifestantes dijeron que estaban demasiado ocupados atendiendo a los heridos como para contabilizar a los muertos.

Un comunicado de la oficina de Yanukovich señaló: "(Los manifestantes) iniciaron la ofensiva. Están trabajando en grupos organizados. Están usando armas de fuego, incluidos rifles para francotiradores. Están disparando a matar".

"La cantidad de muertos y heridos entre efectivos policiales es de decenas", agregó el escrito publicado en la página de internet de la presidencia.

La televisión mostró imágenes de activistas trasladando a través de la plaza a varios policías uniformados que capturaron.

Reporteros dijeron que había orificios de bala en las paredes y ventanas del Hotel Ucrania, con vista a la plaza, donde se albergan varios corresponsales extranjeros y donde fueron llevados algunos heridos para recibir primeros auxilios.

Activistas pro-UE han estado manteniendo una vigilia en la plaza desde que el presidente dio la espalda a un pacto comercial con el bloque regional en noviembre y aceptó ayuda financiera de Moscú.

Reuters