6 de febrero de 2013 / 05:56 p.m.

Ciudad de México.- El ombudsman nacional, Raúl Plascencia, informó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos inició una investigación por haber entregado equivocadamente cuerpos de las víctimas de la explosión ocurrida en el edificio B2 de la torre de Pemex a sus familiares.

Consideró que las autoridades debían haber certificado correctamente los datos de los cadáveres.

El presidente de la CNDH afirmó que existen protocolos establecidos para dar certeza e identificar los cuerpos y a eso debieron sujetarse las autoridades y el Servicio Médico Forense.

Mencionó que entre los protocolos están las huellas dactilares y las pruebas de ADN, así como medidas antropométricas.

Los familiares de las víctimas, dijo, en una primera etapa se encuentran en crisis y lo único que desean es tener el cuerpo de su familiar, por lo que suelen presentarse confusiones al momento de reconocerlo; sin embargo, las autoridades son las responsables de haberse cerciorado, pues no es “permisible este tipo de fallas”.

El ombudsman indicó que hasta el momento los familiares de las víctimas no se han acercado a solicitar apoyo; sin embargo, los visitadores de la Comisión han establecido con tacto con ellos para orientarlos.

EUGENIA JIMÉNEZ