NOTIMEX
28 de septiembre de 2015 / 10:47 a.m.

Madrid.- El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dijo hoy que las elecciones de ayer en Cataluña, al noreste de España dejaron como lección que los independentistas catalanes no tienen el apoyo de los votos ni de la ley.

En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, el mandatario sostuvo que las fuerzas independentistas no llegan a representar cuatro de cada 10 ciudadanos que fueron a votar, por lo que alcanzaron el 47 por ciento de los votos. 

“Aunque algunos pretendían dar un carácter plebiscitario e iniciar con ello una separación de Cataluña del resto de España, hoy sabemos que lo que no era posible legalmente, tampoco ha obtenido el apoyo de las urnas”, indicó.

Las elecciones dieron a la coalición independentista 'Juntos por el sí' 62 de los 135 escaños del Parlamento catalán, y la también independentista Candidatura de Unidad Popular (CUP) 10 escaños, por lo que si se ponen de acuerdo podrían impulsar un proyecto común.

Rajoy sostuvo que tras estos resultados las fuerzas políticas en el Parlamento de Cataluña deben acordar quién va a gobernar y se pase a una etapa de convivencia en la diversidad y pluralidad, que es lo que se mostró en las elecciones.

“Gobernar para todos los catalanes, superar la fractura, la tensión y los enfrentamientos que han marcado estos últimos años. Sustituir el monólogo y la imposición unilateral por el diálogo constructivo y leal”, recalcó.

“En esa tarea de gobierno, la Generalitat va a encontrar toda la colaboración de mi gobierno, siempre dentro de la ley y desde el máximo respeto institucional”, refirió.

El mandatario sostuvo que estos años el gobierno español ha ayudado a Cataluña a mantener los servicios públicos, por lo que se mantendrá la misma disposición con el gobierno que surja tras estas elecciones.

Comentó que por ello está dispuesto a dialogar con quien quede en el nuevo gobierno catalán, pero no aceptará que se le plantee “liquidar la ley” en favor de la independencia.