9 de septiembre de 2013 / 09:47 p.m.

Ciudad de México • La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) informó que ha recibido 50 quejas y múltiples escritos de inconformidad, por las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mismos que han sido integrados en un solo expediente.

Al respecto, el ombudsman capitalino, Luis González Placencia, afirmó que el derecho a la libre manifestación "no es absoluto" y por lo tanto, la autoridad tendrá que decidir si utiliza o no la fuerza pública.

"Yo sé que estas circunstancias están significando para muchas y muchos habitantes de la ciudad una situación muy compleja. Todas y todos estamos viviendo los efectos de esta protesta (…) la ciudad de México ha sido un escenario en el que ellos han podido manifestarse y eso me parece tiene que ser tomado en cuenta para evitar que el ejercicio de este derecho se convierta en una afectación para quienes habitamos esta ciudad", expresó.

En la inauguración del "Foro Ombudsman. En voz de sus protagonistas", González Placencia explicó que el uso de la fuerza pública "está sujeto a principios de necesidad, de proporcionalidad y legalidad", por lo cual esas condiciones de ninguna manera se pueden plantear de forma inmediata y tampoco de forma irrestricta por parte de la autoridad.

NORMA PONCE