ap
11 de enero de 2016 / 06:27 p.m.

España.- La infanta Cristina compareció el lunes ante tribunales en Palma de Mallorca para el inicio de un histórico juicio en el que se le acusa de ayudar a financiar su lujoso estilo de vida con fondos que su esposo recibía de un supuesta plan de malversación de fondos públicos destinados a conferencias y eventos deportivos.

Cristina, de 50 años, y su esposo, Iñaki Urdangarin, no hicieron declaraciones durante la audiencia, mientras sus abogados y la defensa de otros 16 acusados adicionales presentaban argumentos para tratar de excluir a sus clientes de los procedimientos y retirarles los cargos.

La hermana del rey Felipe VI de España, está acusada de dos delitos de evasión fiscal que suponen una pena máxima de ocho años de cárcel, porsupuestamente no declarar los impuestos sobre gastos personales pagados por una firma de bienes raíces que es propiedad de ella y su marido, un medallista olímpico de balonmano convertido en empresario.

Jesús María Silva, abogado de la infanta, así como un fiscal y un abogado del estado que representa a las autoridades fiscales españolas, dijeron que deben retirarse los cargos en contra de Cristina porque las autoridades están de acuerdo en que ella no cometía delito alguno y que debe enfrentar a lo sumo una multa administrativa por evasión fiscal.

Un panel de tres jueces decidirá en las próximas semanas si avala estos argumentos o le da la razón a un juez de instrucción que pasó cuatro años sondeando el caso y que resolvió que podía seguir adelante debido a la evidencia presentada por un grupo privado que lucha contra la corrupción, llamado Manos Limpias.