MILENIO DIGITAL
26 de septiembre de 2016 / 08:35 p.m.

ESTADOS UNIDOS.- Los candidatos presidenciales estadunidenses Hillary Clinton y Donald Trump protagonizaron este lunes un áspero choque en el primero de una serie de tresdebates, con abundantes acusaciones cruzadas y sugerencias directas de racismo y deshonestidad.

Según los expertos y analistas, la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, se llevó el primer round frente a su rival republicano, Donald Trump, ya que según ellos, se pudo ver a una Hillary más madura en los temas tratados.

En un duelo verbal que se extendió por 90 minutos sin interrupciones, los aspirantes a la Casa Blanca chocaron en la presentación de sus propuestas para corregir los problemas económicos y definir la política exterior de Estados Unidos.

Por su parte el magnate no registró la contundencia que ya se esperaba, algo natural pues en política no cuenta con la madurez y experiencia de Clinton.

Durante la contienda la ex secretaria de estado defendió a la comunidad musulmana "dentro y fuera" de Estados Unidos como un aliado clave para combatir el terrorismo dentro del país.

También arremetió contra "los desprecios" de su rival republicano, Donald Trump, hacia esa comunidad, y explicó que puede ser una gran aliada para recabar información sobre células terroristas, también en Oriente Medio.

"Donald ha insultado constantemente a los musulmanes aquí y en el exterior. (...) Y ellos nos pueden dar una información que nadie más podría", aseguró la ex secretaria de Estado en el primer debate presidencial celebrado hoy en la Universidad de Hofstra (Nueva York).

Trump hizo un llamado a prohibir temporalmente la entrada al país de todos los musulmanes por el "odio" que, según sostiene, sienten hacia los estadunidenses al calor de las repercusiones por la matanza en San Bernardino (California), que causó 14 muertos y una veintena de heridos y fue perpetrada por un estadunidense hijo de paquistaníes y su esposa de origen paquistaní.

Preguntados por cómo acabar con el terrorismo interno, Clinton insistió en la importancia de las labores de inteligencia y se enzarzó en una defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a quien Trump también ha restado importancia en el tablero internacional.
Clinton recordó que tras los atentados del 11 de septiembre de 2011, la OTAN decidió apoyar a Estados Unidos en Afganistán, pero Trump insistió en que los países que componen la Alianza ahora deberían estar junto a EU en Oriente Medio.

"No podemos proteger países alrededor de todo el mundo si no nos pagan", reiteró una y otra vez el magnate inmobiliario.

El encuentro finalizó con un apretón de manos entre los contendientes y con el aplauso de los que escucharon con atención a los exponentes.