17 de julio de 2013 / 06:27 p.m.

Ciudad de México • La presidenta Comisión del Registro Federal de Electores, María Marván Laborde, rechazó que exista prisa por concluir el proceso de redistritación que será empleado para el próximo proceso electoral y que incluso ya ha sido ampliado a petición de los propios partidos.

Al anunciar que el IFE ha comenzado a generar el primer escenario de redistritación, la consejera electoral aseguró que se han tomado todas las medidas para garantizar que le proceso responda únicamente a la nueva realidad demográfica del país y no a criterios políticos.

Por lo que enfatizó que no existe ninguna relación en la nueva distribución de la geografía electoral con los resultados electorales, ya que el objetivo final es garantizar la mejor representatividad de toda la población en la Cámara de Diputados.

En este sentido, el secretario Ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina aseguró que todo el proceso requerirá de entre 30 y 40 millones de pesos para la reasignación de las oficinas del IFE en los distritos que presenten el mayor cambio, lo cual dijo hasta ahora serían de no más del 20 por ciento.

De acuerdo con los criterios técnicos establecidos para la conformación de los nuevos distritos según la “nueva realidad demográfica”, el Distrito Federal estaría perdiendo tres distritos electorales, mientras que siete estados ganarán uno en relación con la distribución que se tiene hasta el momento.

En consecuencia, la consejera Marván aseguró que la mayor perdida, contrario a las críticas de los partidos, únicamente responde a la aplicación de “aritmética pura”, ya que aseguró que durante los últimos años se ha presentado una perdida significativa de población.

Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas, son las entidades que podrían tener un distrito más durante las próximas elecciones para renovar el Congreso de la Unión.

Sin embargo, las entidades que se verán afectadas serán Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Veracruz, que perderán cada una de ellas un distrito.

Por lo que mañana por la noche, el Instituto Federal Electoral tendrá listo el primer escenario en donde los partidos, por primera vez, tendrán la posibilidad de analizarlo durante cuatro semanas, además de que tendrán a su disposición la herramienta empleada para generar dichos escenarios.

CAROLINA RIVERA