6 de enero de 2015 / 12:16 a.m.

Londres.- Los principales partidos políticos en Gran Bretaña arrancaron este lunes sus campañas electorales rumbo a los comicios del 7 de mayo con promesas en materia económica, salud y empleos.

El electorado podrá escoger entre el plan de ajuste económico de los conservadores o "tories" o el plan de gasto social de los laboristas.

El primero en lanzar sus promesas fue el líder del opositor Partido Laborista, Ed Miliband, quien se comprometió a aumentar el salario mínimo, proteger el sistema nacional de salud NHS, y gastar miles de millones de libras en personal médico, que sería subsidiado con un impuesto a las mansiones conocido como "Mansion Tax".

Por su parte el gobernante Partido Conservador criticó la propuesta del izquierdista Partido Laborista de gastar más de 20 mil millones de libras (30 mil millones de dólares) como "infundado".

En el inicio de la campaña electoral, el secretario de Hacienda, George Osborne, aseguró que los laboristas hacen promesas de gasto infundadas y que conducirán al "caos" si ganan las próximas elecciones generales.

Por su parte el líder del Partido Liberal-Demócrata, Nick Clegg, lanzó su campaña con la promesa de inyectar recursos millonarios al NHS, que sufre una de las peores crisis desde su creación en 1948.

El viceprimer ministro británico, quien conformó una coalición de gobierno con el Partido Conservador en 2010, reconoció en conferencia de prensa que podría formar una nueva coalición con quien resulte ganador en los próximos comicios.

De acuerdo con la más reciente encuesta de intención del voto publicada por el diario The Guardian/ICM Poll (17 diciembre), los laboristas aventajan a los conservadores con cinco puntos porcentuales, 33 por ciento y 28 por ciento respectivamente, mientras que el Partido Liberal-Demócrata y el derechista UKIP se encuentran en tercer lugar con 14 por ciento.

Analistas políticos sugieren que en las competidas elecciones generales de mayo ninguno de los dos principales partidos políticos, Conservador y Laborista, ganarán la mayoría absoluta y se verían obligados a formar una coalición con uno o dos partidos minoritarios.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX