FOTO Y TEXTO: AP
13 de octubre de 2014 / 01:38 p.m.

Alaska.- Alaska comenzará a aceptar las solicitudes de matrimonio de parejas del mismo sexo a partir del lunes, después de que un juez federal revocara la prohibición a las uniones gay, la primera en su tipo aprobada por electores en Estados Unidos.

El estado comenzará a aceptar las solicitudes desde el lunes por la mañana, informó Phillip Mitchell, del Departamento de Estadísticas Vitales. Alaska tiene un periodo de tres días de espera entre la solicitud y las ceremonias.

La semana pasada, la Corte Suprema del país se negó a escuchar apelaciones de siete estados que buscaban mantener su prohibición a las uniones homosexuales. La decisión del 6 de octubre legalizó efectivamente los matrimonios gay en unos 30 estados. Pero la semana pasada estuvo marcada por la confusión porque tribunales estatales y de menor rango no sabían cuándo comenzarían los matrimonios.

El martes una corte autorizó las uniones en Idaho y Nevada; el jueves se permitieron en Virginia Occidental y el viernes en Kansas.

El fallo del domingo en Alaska llegó con una demanda presentada por cinco parejas gay que en mayo pidieron al estado anular una enmienda constitucional aprobada por los electores en 1998, la primera en su tipo en la nación. La enmienda definía el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El juez federal de distrito Timothy Burgess determinó el domingo que la prohibición violaba la garantía constitucional de debido proceso y protección igualitaria.

El estado puede apelar ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, donde tiene pocas probabilidades de ganar ya que el tribunal federal de apelaciones ya falló en contra de Idaho y Nevada, que presentaron argumentos similares.

La Legislatura de Alaska es fuertemente republicana. Líderes del partido republicano en la Cámara de Representantes del estado tuvieron que disculparse por reírse después de una conferencia de prensa en febrero de 2013 cuando se preguntó a miembros sobre las uniones entre personas del mismo sexo. Algunos sitios de internet y blogs habían reportado que líderes de la mayoría rieron ante la idea de uniones civiles de parejas gay.

Mike Chenault, presidente de la cámara baja en ese momento, calificó la risa como inapropiada, pero dijo que fue una reacción ante la difícil pregunta.