NOTIMEX
27 de abril de 2016 / 04:24 p.m.

Venezuela.- La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) inició hoy la recolección de firmas para respaldar la solicitud de un referéndum revocatorio del mandato del presidente venezolano Nicolás Maduro, con la meta de recolectar 200 mil en una sola jornada.

La oposición aprovechó la convocatoria para marchar este miércoles a las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE), que se suspendió anoche tras la entrega de la planilla oficial, por lo que los sitios de concentración se convirtieron en lugares para recabar las firmas.

Atendidos por voluntarios de los partidos opositores, cientos de puntos de recolección comenzaron esta mañana a reunir las firmas en todo el país.

En Caracas, la mesa principal se ubicó en la plaza Brión, del municipio Chacao, en el este de la ciudad, a donde llegaron los firmantes entonando canciones contra el gobierno y Maduro.

La jornada se inició después que el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregara a la oposición el formato oficial para recolectar las firmas, que deberán sumar en total 195 mil 721, que representan el 1.0 por ciento del padrón electoral.

La MUD explicó que una marcha hacia el CNE que había sido convocada para exigir la planilla de recolección fue suspendida, una vez que ésta fue entregada, por lo que los puntos de reunión de esa manifestación fueron convertidos en centro para reunir las firmas.

El principal impulsor del referéndum y líder de la oposición, Henrique Capriles, pronosticó este miércoles que la cifra se alcanzará en “horas”, aunque el CNE estableció que podría recibir las firmas en un periodo de hasta en 30 días.

Capriles firmó en el centro de recolección de Caracas y, sonriente, dijo que al final de la jornada se contabilizará el número de rúbricas obtenidas. El político estimó que la jornada continuará hasta el fin de semana.

“Nuestras expectativas han sido cubiertas, yo sabía que el pueblo iba a responder y entre todos vamos a buscar una solución a la crisis, como queremos la mayoría de los venezolanos”, sostuvo.

“Con esta demostración, no tengo dudas de que podemos imponer esta opción democrática, constitucional y electoral para salir de la crisis”, señaló Capriles, quien agregó que el referéndum es una oportunidad para impulsar un cambio y “evitar un estallido social”.

“Al gobierno le digo que no cierre el camino democrático al cambio, porque está jugando con la paciencia de los venezolanos (...) En este país están dadas las condiciones para un estallido social o un golpe de Estado, son dos escenarios latentes”, advirtió.

En una segunda etapa del proceso, la MUD deberá recolectar casi cuatro millones de firmas, con las cuales se activará la consulta.

Los venezolanos ya realizaron una consulta como esta en 2004, cuando activaron un referéndum contra el entonces mandatario Hugo Chávez, quien lo ganó y después logró dos reelecciones.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, informó que no hay un plazo estricto para la recolección de rúbricas.

“Estamos conscientes de que las firmas serán recolectadas en tiempo récord, porque la gente quiere un cambio de gobierno”, aseveró.

En la planilla los firmantes deben colocar una serie de datos personales, relacionados con los centros de votación donde están inscritos, y estampar su huella dactilar.

En su programa semanal de radio y televisión, la noche del martes, Maduro consideró que la oposición fracasará en todos sus intentos por “destruir” la revolución bolivariana.

“Ninguno de los caminos que han ensayado ni en el primer trimestre, ni en el segundo trimestre del año, que se han planteado para destruir la revolución bolivariana tiene ni tendrá viabilidad política, humana e histórica, y todos van a fracasar”, afirmó.

“Nuestro pueblo quiere paz, continuidad de lo avanzado y futuro en revolución y se lo vamos a dar, cueste lo que cueste”, sentenció el mandatario.