16 de mayo de 2013 / 11:37 p.m.

 Ciudad de México • La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados iniciará la semana entrante el análisis de la reforma financiera y para ello citó a reunión de trabajo con Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, y otros funcionarios del sector el próximo miércoles.

Así lo confirmó el legislador panista José Isabel Trejo, presidente de la comisión dictaminadora, y reveló que el grupo de trabajo a su cargo establecerá igualmente contacto con los representantes de la banca y especialistas en la materia para conocer sus puntos de vista al respecto.

En contraste con la resistencia de otros diputados del PAN y del PRD a discutir y votar ese proyecto en un periodo extraordinario de sesiones, Trejo confió en la disposición y el consenso de las diversas fracciones legislativas para aprobar la reforma financiera a más tardar en agosto.

“Creo que debería de haber un periodo extraordinario, una vez que acaben los procesos electorales, para discutir y aprobar esta reforma. Así la veo soy; sin embargo, no hay un criterio establecido que yo tenga como presidente en función de acuerdos de los coordinadores y de los propios partidos”, puntualizó.

El legislador zacatecano indicó que dicho escenario permitiría comenzar el periodo ordinario en septiembre con la mira puesta en la reforma fiscal que prevé presentar el Consejo Rector del Pacto por México.

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión recibió el pasado 8 de mayo las 13 iniciativas de la reforma financiera y ayer mismo las turnó a las comisiones de Hacienda y de Justicia de la Cámara de Diputados para su análisis y dictamen.

El paquete plantea modificaciones a 34 leyes, principalmente con el fin de reactivar el otorgamiento de créditos bancarios y abaratar sus costos, así como flexibilizar las condiciones para que los acreedores puedan recuperar sus garantías, en caso de atraso o incumplimiento de pago por parte de los deudores.

La fracción del PRD anticipó, sin embargo, su rechazo a las figuras de arraigo del deudor y embargo precautorio de bienes como mecanismos para cobrar los créditos a los usuarios incumplidos.

 — FERNANDO DAMIÁN