24 de noviembre de 2013 / 05:17 p.m.

Ciudad de México.- La diputada Aleida Alavez urgió a la Cámara de Diputados a dictaminar la iniciativa de la Ley General de Interculturalidad y Población para atender a la población desplazada por la violencia de Michoacán y otras entidades del norte del país.

La legisladora federal perredista recordó que en julio pasado presentó la propuesta, que prevé el desplazamiento interno de personas por la violencia, aunque el dictamen está "congelado" en las comisiones de Población y de Asuntos Migratorios.

Alavez llamó a la Cámara de Diputados a dar una respuesta legislativa urgente para proteger a la población que ha sido desplazada de sus hogares y comunidades por la inseguridad que le afecta directamente.

Comentó que los ciudadanos han emprendido acciones que pudieran considerarse ilegales como un último recurso para enfrentar ese fenómeno que no se ha podido frenar.

Externó que el Poder Legislativo tiene la obligación de ofrecer una respuesta para proteger a la población para que no sea víctima de la violencia generalizada.

La también vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados remarcó la urgencia de que las comisiones unidas de Población y Asuntos Migratorios dictaminen la iniciativa para proteger a los mexicanos que se encuentren en esa situación.

Lo anterior, dijo, sin menoscabo de incluir los demás aspectos que contiene la propuesta para asegurar y reconocer la interculturalidad y garantizar sus derechos inherentes.

Explicó que su iniciativa señala que cuando el presidente de la República tenga que restringir o suspender derechos y garantías individuales en casos de excepción el Congreso de la Unión deberá velar por los derechos de las personas en desplazamiento, al emitir la ley correspondiente.

Ese ordenamiento, abundó, establece la obligación y responsabilidad de proporcionar protección y asistencia humanitaria a los desplazados internos para cada uno de los órdenes de gobierno, en el marco de la ley y los tratados internacionales.

Asimismo, asegura que se facilite alojamiento adecuado, en condiciones satisfactorias de seguridad, alimentación, salud e higiene sin separar a las familias.

La protección durante el desplazamiento también tiene que ser efectiva, previendo medidas para su protección contra actos como el genocidio, homicidio, ejecuciones sumarias o arbitrarias y desapariciones forzadas.

Entre otros derechos que establece la iniciativa Aleida Alavez citó que en el desplazamiento debe garantizarse la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencia, opinión y expresión, así como el derecho a comunicarse en un idioma o lengua que comprendan, entre otros aspectos.

NOTIMEX