AP
27 de julio de 2013 / 02:48 p.m.

Nueva York, Arizona y Pensilvania • Al inaugurar un fin de semana de actividades dedicadas a reflexionar sobre las aportaciones de los inmigrantes en Estados Unidos, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, afirmó que ya es hora de concretar la reforma a las leyes de inmigración.

Ante una delegación bipartidista de más de 70 líderes políticos y comunitarios de todo el país, expresó que EU necesita un sistema de inmigración moderno, que "le dé la bienvenida a los emprendedores y gente trabajadora que hagan crecer la economía de nuestra nación".

En ese sentido, dijo que casi la mitad de los pequeños negocios de Nueva York son propiedad de inmigrantes."Son la clave del futuro de Nueva York y la prosperidad de nuestra nación", dijo.

Desafían a Obama

En tanto, nueve jóvenes sin papeles detenidos durante la semana en Arizona, cuando intentaban reingresar a EU desde México en desafío a las políticas migratorias de Barack Obama, iniciaron una huelga de hambre.

Entre los detenidos están Lizbeth Mateo, Lulú Martínez y Marco Saavedra, que en las últimas semanas regresaron voluntariamente a México para liderar está acción coordinada por la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes. Junto a ellos, también fueron detenidos seis jóvenes que fueron expulsados de EU pese a haber vivido gran parte de su vida en el país.

Los nueve "dreamers", nombre con el que se conoce a los jóvenes indocumentados que llegaron a EU cuando eran niños, entraron en huelga de hambre para exigir a las autoridades del centro de detención donde se encuentran recluidos que les permitan comunicarse con sus familias.

Los jóvenes solicitan ser liberados bajo fianza en EU por razones humanitarias.

Pierden otra batalla

Una pequeña ciudad de Pensilvania en el noreste de EU que busca aplicar medidas enérgicas contra los inmigrantes que están en el país sin autorización perdió ayer otra batalla en los tribunales; buscan implementar restricciones que inspiraron medidas similares en toda la nación.

Un tribunal de apelaciones en Filadelfia reafirmó su decisión de 2010, de que la ley federal de inmigración tiene predominancia sobre las ordenanzas de Hazleton.

Las ordenanzas, aprobadas en 2006 pero no aplicadas, negarían permisos a las empresas que contraten a personas que se encuentren en el país sin autorización y multarían a los dueños de propiedades que las alquilen a estas compañías.

Piden base de datos

El secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Luis Antonio González, propuso crear una base de datos de migrantes desaparecidos.

El legislador denunció que persisten faltas a los derechos humanos de quienes en la búsqueda de su "sueño americano" siguen siendo víctimas de secuestro, extorsión y asesinato.

El diputado federal por Nueva Alianza solicitó a las autoridades federales poner en marcha acciones coordinadas entre los tres órdenes de gobierno para prevenir y castigar los abusos.