notimex
9 de septiembre de 2015 / 01:52 p.m.

Hungría.- La policía de Hungría dispersó con gases lacrimógenos a un grupo de inmigrantes que rompió el cordón de seguridad en la localidad húngara de Roszke, en la frontera con Serbia, para dirigirse a la autopista que conduce a Budapest.

Un grupo de unos 150 refugiados huyó del punto de reunión de Roszke hacia terrenos agrícolas cercanos para evitar ser registrados e identificados por las autoridades, informó la agencia húngara de noticias MTI.

Roszke, el lugar desde dónde serían llevados a los centros de registro, es considerado por estos refugiados como el "Guantánamo europeo".

La policía convenció a una parte de ellos, sobre todo a familias con niños, para ser trasladados en autobuses al albergue de Roszke, sin embargo el resto, sobre todo hombres jóvenes, se negaron a ello y lanzaron objetos contra los agentes, sin causar heridos.

Inmigrantes
La policía convenció a una parte de ellos, sobre todo a familias con niños, para ser trasladados en autobuses al albergue, sin embargo el resto se negó | REUTERS

Al grito de "No Campamento" y "Budapest, Budapest", los inmigrantes se dispersaron en todas direcciones, incluso muchos se saltaron el cordón policial en la zona de Roszke y se dirigieron a la cercana autopista que conduce a la capital húngara.

La reacción de los refugiados se debe a que pasan noches enteras al aire libre hasta su traslado, por lo que en el punto de reunión ya se han registrado varias protestas e intentos de fuga hacia la autopista M5 que une la frontera sur con Budapest.

Inmigrantes
Este incidente se da luego que anoche, otros 300 refugiados intentaran huir del mismo lugar, aunque finalmente regresaron forzados por la policía | REUTERS

Inmediatamente, Hungría cerró la autopista M5 después de que el grupo de refugiados se saltó el cordón policial en la zona de Roszke y comenzó a caminar por la carretera.

Este incidente se da luego que anoche, otros 300 refugiados intentaran huir del mismo lugar, aunque finalmente regresaron forzados por la policía, incluido el hombre que fue agredido por una camarógrafa.