5 de marzo de 2013 / 07:32 p.m.

Ciudad de México • La senadora Mónica Arriola, hija de Elba Esther Gordillo y del ex secretario de Finanzas del SNTE, Francisco Arriola, pidió un proceso justo y apegado a Derecho para sus familiares, al subrayar que la maestra es una mujer enferma de 70 años.

Respecto de la orden de aprehensión contra Francisco Arriola, dijo que “"este tipo de situaciones tienen que llevar a un proceso legal, a una defensa puntual, pero esto es al tiempo. Son temas de al tiempo. Si se está haciendo este trabajo, que se haga con todos"”, demandó.

Entrevistada en el Senado no quiso precisar si van a cambiar de abogados para contratar a Juan Velázquez, al señalar que es una decisión familiar que después se definirá.

Respecto a la situación de Gordillo Morales, una vez que se le dictó el auto de formal prisión, la senadora Arriola insistió en que ella espera que se hagan las cosas conforme a derecho.

“"Para la familia es un momento triste, no podemos negarlo. Estamos aquí trabajando, legislando, tenemos un compromiso con la gente y estamos aquí presentes dando la cara"”.

Indicó que sí ha visto a la maestra y la ha visto mal, enferma, porque es una señora de 70 años y hay que entenderlo. “"En la medida de lo posible se le están dando cuidados. Está el médico con ella y bueno esperamos que esto siga su curso legal y que no haya ningún tinte político sino que se siga bajo las condiciones"”.

--¿Se dice que más que un proceso es una vendetta política, un ajuste de cuentes?

“"Les pediría no tener postura sobre el tema y como entenderán, no se puede ser juez y parte. Es muy difícil para la familia. Es una decisión personal muy difícil. Es mi madre y estar aquí también me cuesta trabajo, pero me formó bien y hay que seguir trabajando"”.

Negó que durante su estancia en Gobernación la semana pasada se le haya presionado para evitar protestas, al señalar que simplemente fue a ver cómo estaba la maestra, porque no tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo. “"Me informé en ese momento"”.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO