AP
12 de abril de 2016 / 06:40 a.m.

Panamá.- Investigadores inspeccionaron el lunes el bufete de abogados que se encuentra en el centro de un escándalo por la gigantesca filtración de documentos sobre cuentas en paraísos fiscales, como parte de la pesquisa por la denuncia que presentó la firma por ataque informático.

El fiscal especializado en delitos contra propiedad intelectual Ricaurte González encabezó la diligencia en la sede del despacho jurídico Mossack Fonseca, ubicado en el corazón del distrito financiero panameño.

"Al fin alguien está investigando a los verdaderos criminales", dijo el cofundador de la firma Ramón Fonseca, en un mensaje por teléfono móvil.

Fonseca sostiene que el único delito que se desprende de la masiva divulgación de los archivos de su empresa legal tiene que ver con el hackeo del que ha sido blanco su empresa y que denunciaron ante las autoridades en marzo, poco antes de las impactantes publicaciones.

La enorme filtración de los documentos arrojó luz sobre cómo personalidades acaudaladas, entre ellos algunos jefes de Estado, ocultan su dinero en jurisdicciones con ventajas fiscales.

Fonseca ha dicho que tienen sospechas de que el ataque informático se realizó fuera de Panamá y apuntó a Europa, aunque no ha brindado detalles de posibles autores ni ha expuesto argumentos que expliquen esas conjeturas.

La divulgación de los documentos golpeó la imagen de la tradicional plataforma de los servicios legales y financieros de Panamá.

El Ministerio Público o fiscalía general anunció, tras la difusión de los llamados "Papeles de Panamá", que investigará si se incurrió en algún delito, en tanto que el presidente Juan Carlos Varela prometió cooperar con cualquier pesquisa en el extranjero que se derive de las publicaciones masivas.

Algunos sectores críticos al gobierno han pedido que se investigue rápidamente a la firma de abogados, una de las más importantes en el mundo en la creación de sociedades fachada en ultramar.

El gobierno de Varela ha salido a la defensa de una vieja actividad que es considerada estratégica para la economía de servicios de Panamá. El mandatario también ha prometido a la comunidad internacional su disposición de impulsar medidas correctivas y encaminadas a mejorar la transparencia en la plataforma de servicios legales y financieros del país.