25 de septiembre de 2013 / 09:48 p.m.

Ciudad de México • El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, advirtió que la reforma educativa no es negociable e instó por ello a las entidades federativas a aplicar las nuevas leyes en la materia sin excepciones de ningún tipo.

"No hay marcha atrás: el Estado recupera de los poderes fácticos la rectoría en la materia. Las autoridades educativas locales en cada entidad están obligadas a hacer cumplir, sin excepción alguna, las nuevas leyes vigentes. Las normas no son negociables", puntualizó.

No obstante, dijo, "desde el inicio de su mandato, el Presidente de México concibió una vasta reforma educativa que permitiera educar con calidad y equidad, superando el dilema de la inercia o la reinvención absoluta mediante una tercera vía: la reasunción de la rectoría del Estado en la materia".

En su presentación ante diputados, Chuayffet informó que la Secretaría de Educación Pública iniciará mañana el censo de escuelas previsto en la reforma educativa para formular un diagnóstico y proceder al mejoramiento de la infraestructura, así como a la ampliación de los planteles de tiempo completo en todo el país.

FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO