Silvia Arellano
3 de septiembre de 2013 / 10:20 p.m.

 

Ciudad de México • El Registro Agrario Nacional se muestra con la misma tónica que el gobierno de la República, como una institución moderna y cercana a la gente, subrayó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Al encabezar y firmar como testigo de honor el lanzamiento del Programa Nacional de Calidad, para brindar una mayor y mejor atención a los cerca de cinco millones de campesinos que requieren los servicios del RAN, Ramírez Marín indicó que este compromiso con la certificación por la calidad, demuestra la preocupación de esta institución por estar a la altura de los nuevos tiempos.

 

El titular de la Sedatu llamó a los funcionarios del RAN a eficientar los procesos que se llevan a cabo en esta institución y crear un mejor ambiente de trabajo que inspire al orden.

 

Y es que, dijo, no se puede trabajar en desorden, en medio de cajas o de papeles antiguos, y agregó que la gente cuando ve eso lo primero que piensa es cuál será la suerte que corren sus trámites.

 

Ante 13 delegados del Registro Agrario Nacional que acudieron a signar el compromiso y 18 que lo hicieron a través de videoconferencia, el responsable de la política agraria del país destacó que la institución está comprometida con el proceso de mejora permanente, además de ocuparse en las labores estadísticas, entrega de títulos de propiedad y certificados.

 

Acompañado del director en jefe del RAN, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, el secretario Ramírez Marín precisó la importancia de incrementar los estándares de calidad, eficiencia, atención de los trámites y seguridad en el manejo de documentos agrarios.

 

Por otra parte, Acosta Gutiérrez indicó que el Programa Nacional de Calidad tendrá una duración de seis meses y concluirá con una certificación en cada una de las delegaciones.

 

Los objetivos son, entre otros, elevar la eficiencia, mejorar la calidad de servicio a los ciudadanos y abatir el rezago de trámites agrarios en todas las delegaciones del RAN en el territorio nacional.

 

Dijo, además, que brindar certeza jurídica a la tenencia de la tierra en México es un objetivo fundamental, pero para ello se tienen que mejorar los procesos, disminuir los tiempos de espera y aminorar el riesgo de desvío de expedientes.

 

Por último, explicó que los beneficios que se esperan obtener con la implementación de este programa es reducir la cantidad de expedientes físicos en las delegaciones; eficientar la inversión en bodegas y depurar mobiliario obsoleto.