AP
9 de febrero de 2016 / 06:12 p.m.

Estados Unidos.- Corea del Norte expandió una instalación de uranio enriquecido y reencendió un reactor de plutonio que podría comenzar a recuperar material para armas nucleares en meses o semanas, advirtió el martes el jefe de inteligencia estadunidense.

También dijo que los extremistas islámicos seguirán planeando ataques contra los intereses de Estados Unidos en el extranjero, pero los ataques en territorio nacional representarán la amenaza más importante de ellos para los estadounidenses en casa, advirtió.

Las advertencias fueron hechas por James Clapper, director de inteligencia nacional, durante la evaluación anual realizada por las agencias de inteligencia sobre los principales riesgos que enfrenta el país.

Clapper dijo que Pyongyang anunció en 2013 su intención de reacondicionar y reencender las instalaciones nucleares para incluir su instalación de enriquecimiento de uranio en Yongbyon y su reactor de producción de plutonio, que fue cerrado en 2007. El funcionario dijo que la inteligencia estadounidense ha evaluado que Corea del Norte ha expandido Yongbyon y reencendió el reactor de producción de plutonio que se encuentra ahí.

También dijo a la comisión de servicios armados del Senado que Corea del Norte ha estado operando el reactor el tiempo suficiente para comenzar a recuperar plutonio "en cuestión de semanas o meses".

Ambos hallazgos profundizarán la preocupación de que Pyongyang no solo está teniendo avances tecnológicos en su programa de armas nucleares, luego de una reciente detonación subterránea y el lanzamiento de un cohete, sino que está trabajando para expandir lo que se cree es un pequeño arsenal nuclear. Expertos en Estados Unidos calculan que Corea del Norte podría tener unas 10 bombas, pero podría alcanzar entre 20 y 100 para 2020.

El domingo, Pyongyang colocó un satélite de observación en el espacio. El lanzamiento del cohete siguió a la detonación de una bomba de hidrógeno "miniaturizada", en una prueba realizada el 6 de enero.

Clapper también habló de los extremistas islámicos.

"El éxito percibido de ataques cometidos por extremistas violentos locales en Europa y Norteamérica, como los de Chattanooga y San Bernardino, pueden motivar a otros a replicar ataques oportunistas con poca o ninguna advertencia, disminuyendo nuestra capacidad de detectar la planeación y preparación de operativos terroristas", alertó el director de inteligencia.

"El involucramiento del Estado Islámico en actividad de ataques en territorio nacional posiblemente involucre a aquellos que se inspiran en los medios de comunicación altamente sofisticados del grupo sin guía directa del liderazgo de ISIS", dijo, aludiendo a las antiguas siglas en inglés del grupo extremista.

Clapper agregó que Irán sigue siendo el principal estado patrocinador del terrorismo, que grupos vinculados a Al Qaeda han resistido y que Estados Unidos seguirá viendo ciberamenazas desde China, Rusia y Corea del Norte.

Afirmó que "Rusia está paranoica por la OTAN" y dijo que sus "agresivos" movimiento en Ucrania y otras partes son para demostrar que es una potencia igual que Estados Unidos.

Sobre Afganistán, dijo que es un país en "riesgo grave de un colapso político en 2016".