NOTIMEX
1 de mayo de 2017 / 10:32 a.m.

SEÚL.- Corea del Norte prometió hoy intensificar el desarrollo de su programa nuclear a “máxima velocidad”, ante las nuevas políticas impulsadas por el presidente estadounidense Dolad Trump en su contra, que serán "más intensas".

En una declaración, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), nombre oficial de Corea del Norte, afirmó que su país está "plenamente preparado" para responder a cualquier hostilidad de Estados Unidos.

"Ahora que Estados Unidos está haciendo ruido a favor de más sanciones y presión contra la RPDC de acuerdo con su nueva política de máxima presión y compromiso, el país asiático ‘acelerará al máximo’ las medidas para reforzar su programa de disuasión nuclear", afirmó.

Según la declaración oficial, emitida por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), las medidas de Pyongyang para impulsar su capacidad nuclear al máximo serán tomadas de forma sucesiva en cualquier momento y lugar, según decida el líder norcoreano Kim Jong-un.

El mes pasado la administración del presidente estadounidense presentó su línea política en relación con Corea del Norte, comprometiéndose a imponer mayores sanciones e incrementar la interacción para conseguir que Pyongyang renuncie a su programa nuclear.

Sin embargo, la cancillería norcoreana subrayó en la declaración que Corea del Norte continuará impulsando sus capacidades militares de autodefensa y para un ataque nuclear preventivo, según un reporte de la agencia estatal de noticias surcoreana Yonhap.

Corea del Norte ha justificado durante mucho tiempo su desarrollo de armas nucleares como disuasión contra lo que llama “la hostilidad de Estados Unidos”, y las recientes promesas significan que continuará sus pruebas nucleares y de misiles balísticos, destacó el reporte.

El Ministerio norcoreano del Exterior acusó al gobierno estadounidense de elevar la tensión en la península coreana y reiteró que Corea del Norte está "plenamente preparada" para responder a cualquier acción militar de Estados Unidos.

"La agresividad histérica estadounidense nunca había alcanzado tal nivel en la península de Corea y nunca se había acercado tanto al borde de una guerra nuclear… La RPDC está completamente preparada para responder a las opciones adoptadas por Estados Unidos”, sostiene el comunicado.

Si Corea del Norte no tuviera capacidades nucleares, Estados Unidos habría cometido sin dudarlo “la misma agresión que ha cometido contra otros países", concluyó la declaración en referencia a los ataques aéreos estadounidenses contra Siria.