23 de febrero de 2014 / 06:00 p.m.

BOGOTA, Colombia.- El presidente Juan Manuel Santos calificó el domingo de grave, insólito e inaceptable la interceptación de su correo electrónico, como revelaron en las últimas horas varios medios de comunicación, y exigió a las autoridades una pronta investigación, según un comunicado de la presidencia.

Santos hizo referencia a un correo que publicó el periodista Daniel Coronell en su columna de opinión en la revista Semana.

"El correo electrónico publicado por Daniel Coronell en su columna de hoy (domingo) corresponde a mi cuenta personal. Así se lo señalé cuando me llamó a confirmar la veracidad del mismo", indicó.

Coronell, director de noticias de Univisión, publicó un correo electrónico que Santos envió a un hijo del famoso pintor colombiano Fernando Botero en diciembre de 2012 en el que habla de la posibilidad de comprar varias obras. El negocio, según dijo Santos a Univisión, nunca se concretó.

Santos indicó en el comunicado que solicitó "investigaciones para determinar responsabilidades sin descartar ninguna hipótesis y con el propósito de llegar hasta las últimas consecuencias".

El mensaje publicado por Coronell, agregó el mandatario, "es uno de los más de mil que desde hace algunos días se filtran selectivamente para causar el mayor daño posible, hecho que coincide con el inicio de la campaña electoral y que sugiere motivaciones políticas que deben ser indagadas para encontrar y sancionar a los responsables de esta conducta ilegal".

Añadió que "no sería entonces raro que en los próximos días y hasta que finalice la campaña circulen nuevas comunicaciones con cuya publicación se busca afectar mi buen nombre y el de mi gobierno. La estrategia común en estos casos es circular, gota a gota, correos verdaderos entremezclados con correos apócrifos".

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo la víspera que Colombia pidió asistencia a cuatro países para esclarecer el origen del espionaje. "Se lo pedimos así a España, al Reino Unido, a Corea del Sur, a Israel, países que tienen una alta sofisticación en estos temas".

En tanto, Luis González León, director del Cuerpo Técnico de Investigación, dijo el sábado que la Fiscalía asumirá el tema del aparente espionaje al gobernante "como cualquier denuncia".

La supuesta interceptación ilegal al correo electrónico de Santos se conoce tres semanas después de que la revista Semana asegurara en un artículo que algunos miembros del equipo negociador del gobierno en el proceso de paz con las FARC eran objeto de espionaje de la inteligencia militar.

La revista sostuvo que el espionaje se hacía desde una central de inteligencia militar en la capital colombiana. Sin embargo, el gobierno aclaró que esa central de inteligencia, llamada "Andrómeda", se creó legalmente. Dos generales del ejército expertos en inteligencia fueron cambiados de cargo a raíz de esa denuncia de la prensa.

Desde hace más de un año el gobierno de Santos y las FARC adelantan en La Habana un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

No es la primera vez que se denuncia que un presidente colombiano es víctima de espionaje. En 2007 fue revelada en un medio de comunicación una conversación telefónica privada del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

AP