16 de enero de 2013 / 03:57 p.m.

A unas horas de que ayer venciera el plazo para impugnar la reforma a la Ley Federal del Trabajo, la cual entró en vigor el 1 de diciembre de 2012, sumaban un millón 123 mil 887 las demandas presentadas.

Funcionarios del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informaron que el martes se ampararon los integrantes de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), así como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los funcionarios consultados indicaron que el millón 123 mil 883 solicitudes ingresaron a través mil 991 demandas colectivas e individuales.

La mayor parte de los juicios de garantías interpuestos, puntualizaron, corresponden a trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Teléfonos de México (Telmex) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Asimismo, del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) y el Sindicato Único del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF).

El pasado domingo, el CJF escogió a los órganos que revisarán las demandas de garantías.

Los juzgados primero y segundo de distrito del centro auxiliar de la primera región, en el Distrito Federal, serán los encargados de revisar los juicios y determinar, como primer paso, si cumplen o no con los requisitos para admitirlos a trámite y posteriormente decidirlo si les concede una suspensión provisional.

Ambos órganos judiciales analizaron en 2008 las demandas de burócratas que impugnaron las modificaciones a la Ley del ISSSTE, asunto que al final terminó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a favor del instituto.

La comisión de creación de nuevos órganos del CJF, que integran César Jáuregui Robles y Daniel Cabeza de Vaca, determinó que ambos juzgados deben conocer el trámite, resolución, ejecución y cumplimiento de los juicios de amparo en los que se señale como acto reclamado, entre otros, el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.

El decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 30 de noviembre de 2012.

"“Esta medida se adoptó para hacer frente a la gran cantidad de juicios de amparo indirecto que se han promovido contra las modificaciones legales contenidas en el citado decreto y su aplicación, y al aumento extraordinario en las cargas de trabajo de los órganos jurisdiccionales"”, informó hace unos días el Consejo de la Judicatura.

— RUBÉN MOSSO