AP | Reuters
26 de mayo de 2015 / 08:20 a.m.

San Antonio.- Las lluvias en Texas no cesan, por lo que las autoridades advirtieron este martes sobre nuevas inundaciones en el estado, azotado en los últimos días por tormentas que han dejado un saldo de seis muertos, 12 desaparecidos y cuantiosos daños materiales.

Las muertes ocurrieron tres en Oklahoma y tres en Texas.

Desde el domingo, las autoridades se han visto obligadas a realizar desalojos y rescates desde azoteas, mientras que miles de personas quedaron sin electricidad.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por su sigla en inglés) reportó inundaciones de ríos en el sur de Oklahoma y el centro de Texas, donde de seis a nueve pulgadas de lluvia cayeron durante la noche.

Inundaciones en EU dejan 6 muertos y 12 desaparecidos
Helicópteros rescataron a personas desde techos en el Condado de Hays, en el centro de Texas|REUTERS

Más de dos mil personas fueron rescatadas o desalojadas desde 400 viviendas, informaron el domingo las autoridades del condado.

El condado, que incluye las ciudades pequeñas de Wimberley y San Marcos, ordenó un toque de queda la noche del domingo.

Un hombre no identificado fue encontrado muerto por las inundaciones en San Marcos.

Inundaciones en EU dejan 6 muertos y 12 desaparecidos
En Oklahoma, que también sufrió inundaciones el fin de semana, un bombero murió en Claremore, a unas 30 millas al noreste de Tulsa|REUTERS
UNA DOCENA DE DESAPARECIDOS

Los rescatistas renovaron este martes la búsqueda de 12 miembros de dos familias que desaparecieron cuando un río crecido en el centro de Texas arrancó a una casa de sus cimientos y la estrelló contra un puentee río abajo, dijeron las autoridades.

Inundaciones en EU dejan 6 muertos y 12 desaparecidos
No esperan encontrar sobrevivientes en el desborde del Río Blanco|REUTERS

Trey Hatt, vocero del centro de operaciones del condado de Hays, dijo el lunes por la noche que el "componente de búsqueda" de las tareas había concluido, lo cual significaba que no se esperaba encontrar sobrevivientes entre los escombros que dejó el desborde del río Blanco. Pero las tareas se reanudaban el martes tras un fin de semana largo de fuertes tormentas que produjeron cuatro muertes confirmadas en Texas.

En Estados Unidos, una línea de tormentas que se extendieron del golfo de México a los Grandes Lagos arrojaron una lluvia récord en partes de las planicies y centro del país, originando tornados y ocasionando inundaciones que obligaron al menos a dos mil texanos a abandonar sus viviendas.